Argentina vs Chile: Kun Agüero y Dybala le dan el tercer puesto a la 'Albiceleste' en un partido polémico y con Messi expulsado

En un partido caliente, Argentina se quedó con el tercer puesto gracias al triunfo por 2-1. Nuevamente, los fallos arbitrales quedaron en el ojo de la tormenta, sobre todo por la expulsión de Messi

Por: Hugo Avalos

En un partido muy caliente y con el árbitro como protagonista, la Selección Argentina se quedó con el tercer puesto de la Copa América 2019. Venció 2-1 a Chile con goles de Sergio Kun Agüero y Paulo Dybala. Arturo Vidal, de penal, descontó para La Roja. En tanto, Lionel Messi y Gary Medel fueron expulsados, en la primera parte.

El equipo de Lionel Scaloni hizo unos muy buenos 30 minutos del primer tiempo e hizo la diferencia. Pero, el árbitro, sí, otra vez el árbitro... Esta vez, el paraguayo Mario Díaz de Vivar, sin intervenir el VAR castigó a Argentina con la injusta expulsión de Lionel Messi, cuando Gary Medel fue el que quiso buscarlo al crack. A partir de allí, el partido se le fue de las manos al árbitro, aunque ni así, el equipo de Reinaldo Rueda pudo cambiar la historia, más allá del descuento.

Primer tiempo muy áspero para un partido por el tercer puesto, aunque la Argentina fue totalmente superior a su rival y con un resultado más que meritorio. Si esto tiene una explicación se debe más que nada a que el conjunto albiceleste fue a jugar el partido, mientras que Chile parece haberse quedado atrapado en la semifinal perdida ante Perú.

Decíamos, fue mejor el seleccionado argentino. Supo quitarle el protagonismo a su rival, copiando un poco la fórmula de los peruanos. Cortándole el circuito de juego al eje entre Pulgar, Vidal y Aránguiz, y obligando a que sea Jara la salida, pero sin claridad.

A los 12 minutos, de una salida desde el fondo, hubo una falta sobre Messi en mitad de cancha. El propio '10' jugó rápido, durmiendo a la defensa chilena y dejando solo al Kun Agüero, quien tuvo tiempo de pasar a Arias y definir para el 1-0.

Los problemas para los chilenos aumentaron, ya que minutos después, Alexis Sánchez se tuvo que retirar lesionado por una molestia muscular. Ingresó en su lugar Junior Fernándes. Sin embargo, el equipo perdía a un jugador clave no sólo en el ataque, sino también en lo anímico.

Para colmo, a los 22 minutos, un gran pase de Lo Celso lo encontró a Dybala que, se escapó de su defensor y, pese a un control largo, logró anticipar con un toque para definir ante la floja salida de Arias ─de mal torneo─ para que Argentina se ponga 2-0, de forma merecida.

A partir de allí, el partido se descontroló. Argentina estaba tranquila con el resultado y era superior en el desarrollo del juego, pero el árbitro paraguayo Díaz de Vivar arruinó el partido. ¿Cómo? La expulsión de Lionel Messi y Gary Medel. El chileno empuja al crack argentino para tratar de que reaccione, pero no hubo ninguna intención de pelea y, aún así, los terminó echando a ambos. ¿El VAR? Bien, gracias. Nuevamente, sin llamar al árbitro, como sucedió con los argentinos ante Brasil.

La expulsión claramente perjudicó a Argentina, más allá de que uno puede juzgar si está bien expulsado o no Messi, perderlo a él, fue una puñalada muy dura para el seleccionado albiceleste. Sin embargo, al menos en esa primera parte, Chile no logró arremeter en busca del descuento.

Y en los primeros minutos de la segunda parte, tampoco sucedió esto. De hecho, el equipo de Scaloni pudo haber anotado algún otro gol con diferentes situaciones de Kun Agüero, pero que no pudo resolver. Chile perdería otra pieza clave como Jara, debido a una molestia muscular y, en su lugar, entró Maripán

Pero se encontraría con un penal, luego de que el VAR salvó al árbitro Díaz de Vivar al no ver una clara falta de Lo Celso sobre Aránguiz. Inobjetable penal que el colegiado no vio estando a menos de tres metros. Vidal lo cambió por gol para el descuento sobre los 14 minutos del complemento.

Scaloni apostó por el ingreso de Di María por un Dybala, que no merecía salir del campo de juego. Aunque, bien recibió una ovación por uno de sus mejores partidos con el seleccionado argentino. El propio Ángel tuvo un claro contraataque en una de sus primeras intervenciones, se la pasó a Agüero y el Kun no pudo convertir por la buena reacción de Arias. Era el tercero para liquidar la historia. 

Argentina no pudo liquidar el partido, Chile intentó con lo que pudo, aunque disminuido físicamente, pero se quedó sin piernas y sin ideas para lograr el empate.

El seleccionado argentino se queda con un tercer puesto, que le permite terminar con buenas sensaciones desde lo futbolístico esta Copa América 2019, pero con el sabor muy amargo por cómo se dieron estos dos últimos partidos. Los árbitros, el VAR y hasta la Conmebol han quedado muy expuestas por las fallos en situaciones claves. Pero eso, será tema para largo en los próximos días. Al igual que lo que suceda con el propio Lionel Scaloni.

Más noticias de NOTICIAS