GRITO DE CAMPEÓN

Así explotó el Monumental con el gol de Carlos Sánchez

El volante uruguayo se hizo cargo del penal que a él le habían hecho y metió el segundo gol de River Plate que terminó de matar las esperanzas de Tigres y provocó una alegría inconmensurable en los hinchas millonarios.

El gol de Lucas Alario había abierto la final ante Tigres justo antes del final del primer tiempo y le dio un golpe certero a la moral del conjunto mexicano. Más allá de la ventaja en el marcador y el respaldo de un Monumental colmado, River Plate no tenía la victoria asegurada y tenía que seguir buscando goles para poder terminar tranquilo.

Carlos Sánchez capturó un rebote por la derecha y fue derribado en el área, instantáneamente Darío Ubríaco sancionó el correspondiente penal. El volante uruguayo se levantó rápido y tomó la pelota muy decidido mientras en las tribunas del estadio la gente no sabía si festejar o esperar que llegara el segundo gol.

Sánchez apoyó la pelota y fue caminando hacia atrás al mismo tiempo que los hinchas empezaban a tomar aire para llenarse la boca de gol. Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis pasos, derechazo y explosión monumental bajo una lluvia que le dio un tinte de épico a lo que ya se materializaba como la tercera Copa Libertadores en la historia de River Plate.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy