Barcelona vs Valencia: Los goles de Gameiro y Rodrigo que coronaron al equipo Ché en la Copa del Rey 2019

Valencia pudo aguantar el resultado final y se quedó con la Copa del Rey de forma justa ante un Barcelona con poca actitud y con muchas dudas

Por: Hugo Avalos

Valencia dio el gran golpe y es campeón de la Copa del Rey. Le ganó al Barcelona por 2-1 gracias a los goles de Kevin Gameiro y Rodrigo Moreno. Lionel Messi descontó para el conjunto culé, pero no les alcanzó. Meritorio resultado para los valencianos, que fueron más que su rival.

Final de dos tiempos, pero que en un resumen general, tiene un justo vencedor en el equipo de Marcelino García, sobre todo porque lo jugó como una final y logró neutralizar e incomodar a Messi y compañía. Pegó en los momentos justos y le dio un duro cachetazo al Barça en este final de temporada. Ernesto Valverde volvió a equivocar el camino en un partido trascendental.

El primer tiempo se jugó a la manera del Valencia. Más allá de que el dominio del balón fue del Barcelona, el equipo Ché supo neutralizar cualquier intento del rival, sobre todo rodeando bien a Messi. El resto fue más que nada saber ubicarse bien a la hora de defender.

Pero Valencia no sólo trato de defender. Cuando pudo atacar, le generó serios riesgos al Barca, quien sufrió serios aprietos atrás. A los seis minutos, un grave error de Lenglet, dejó solo a Rodrigo mano a mano con Cillessen. Lo pasó, remató, pero Piqué salvó el gol en la línea. Avisaba el conjunto valenciano, que sabía cómo hacerle daño a un Barcelona sin rumbo.

A los 21 minutos, llegó la apertura del marcador. Gabriel Paulista metió un pase largo de 50 metros para la entrada solitaria de Gayá por la izquierda. El lateral controló de gran forma y mandó un centro a la entrada del área para Gameiro que, amagó primero y, luego, remató a fusilar para meter el 1-0 para Valencia. Golazo por la jugada y la buena toma de decisiones de los jugadores.

Barcelona no lograba reaccionar, al tiempo que Messi seguía siendo rodeado, incomodado y anticipado sea por Gabriel Paulista o por Coquelin en la mayoría de las ocasiones. El bloque defensivo lograba hacer el trabajo y el equipo de Valverde no lograba idear una sola jugada de peligro si la pelota no pasaba por el argentino. No aparecía Arthur, tampoco Coutinho y las subidas de Semedo eran inútiles.

El plan resultaba perfecto para los de Mestalla, que iban a aumentar la ventaja. A los 33 minutos, un pelotazo para Soler hace que le gane la espalda a Jordi Alba y mande un centro a la cabeza de Rodrigo que, en un buen gesto técnico, logra poner el 2-0. Golpazo para los culés.

La primera parte fue todo del Valencia, pese a que sobre el final, un par de remates de Messi obligaron a buenas reacciones de Jaume Domenech. Sabía neutralizar al Barça, neutralizando al argentino y poniendo un bloque defensivo difícil de superar. En los catalanes, poca sorpresa, muchas dubitaciones y, sobre todo, poco espíritu para ir a buscar el partido.

En la segunda parte, el Barcelona cambió la actitud, principalmente con los ingresos de Malcom y Vidal al inicio. El brasileño iba a causarle serios problemas en defensa a Gayá. Fue de lo mejor del equipo catalán en la segunda parte.

El partido tuvo situaciones de un lado y del otro, pero conforme iban avanzando los minutos, la obligación iba cayendo más y más en los catalanes. Pero, a los 28 minutos, de una pelota parada, Messi iba a aprovechar el rebote de Domenech, tras un cabezazo fulminante de Lenglet, para poner el 1-2.

A partir de allí, Valencia trataba de aguantar el resultado como podía. El cansancio en algunos jugadores empezó a pesar, y el Barcelona se aproximaba más y más al arco de Domenech.

El final del encuentro fue vibrante y con un ida y vuelta incesante. Guedes falló dos oportunidades clarísimas, inclusive una con el arco libre, pero, a pesar del sufrimiento, Valencia logró quedarse con la Copa del Rey.

Barcelona se va derrotado, cabizbajo y con la gran incógnita: ¿debe Valverde seguir siendo el técnico, después de volver a errar en el planteo? Las excusas de las lesiones de Suárez y Ter Stegen, sobre todo, no deben ocultar el nuevo fracaso del técnico.

Más noticias de NOTICIAS

NOTIFICACIONES

¿Desea que PASIÓN FÚTBOL te envíe notificaciones?

No, Gracias.

Ya estás suscrito a las novedades de PASIÓN FÚTBOL.

¡Parece que has bloqueado las notificaciones! Te enseñamos como desbloquearlas AQUÍ.