INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

Bernard: "Antes de irme a Europa quiero ganar la Copa Libertadores"

Es el jugador de moda del equipo de moda. Es uno de los que mejor interpreta la sinfonía que sale de los botines/violines de Ronaldinho Gaúcho en un Atlético Mineiro que no para de arrasar a sus rivales. Su presencia es una bocanada de aire fresco en un fútbol brasileño que a pesar de contar con la presencia de grandes jugadores consagrados, necesita de la aparición de jóvenes que le devuelvan a las raíces del ‘jogo bonito’ y la calidad que la pentacampeona del mundo ha ido perdiendo a lo largo de los años. Talento y explosión en frasco chico. Eso es Bernard, quien habló en exclusivo con Pasión Libertadores acerca de su convocatoria a la Copa Confederaciones, su presente en el Galo y los intereses de los clubes europeos para que vaya a demostrar su talento al Viejo Continente.
 

PASIÓN LIBERTADORES: ¿Sientes que tu aparición es una esperanza dentro de la meseta en la que está inmerso el fútbol brasileño?

BERNARD: Yo no pienso en lo que puedo o no llegar a significar para el fútbol brasileño. Soy muy joven, pero a pesar de eso soy consciente de que tengo muchas cosas que mejorar en mi juego. Teniendo compañeros de la clase de los que tengo y formando parte de un equipo en el cual se intenta ser siempre protagonista se me va a hacer mucho más sencillo mejorar mis puntos flojos. Es muy difícil progresar cuando el ambiente de trabajo no es bueno y los resultados no dan la tranquilidad necesaria para que el jugador trabaje en mejorar.


PASIÓN:
¿Cuánto tuvo que ver Ronaldinho y su nivel para que tengas este presente?

BERNARD: Demasiado. Mi relación con él, tanto dentro de la cancha, es excelente y la tomo como una bendición que me dio la carrera de futbolista. El es uno de los mejores del mundo y está atravesando un gran momento, que nos ayuda a mostrar el nivel que tenemos. Cada palabra que Dinho me da yo la escucho y la guardo porque sé los jugadores que quisieran estar en mi lugar, compartiendo una cancha con él. Y dentro del campo sólo me queda disfrutar.
 

"De la Libertadores me sorprendió todo, porque es mi primera vez disputándola. Cada vez que salimos a jugar de visitante hay que acostumbrarse a otro clima, acomodarse a la idea distinta que tienen los demás países y a que en la Copa sos visitante de verdad. Te hacen sentir la localía. Pero creo que nosotros demostramos que por el nivel en el que estamos jugando no debemos preocuparnos por el resto"

 

PASIÓN: ¿Desde adentro se nota mucho la diferencia que marca?

BERNARD: Jugar con Ronaldinho es como si jugáramos con un hombre de más. Porque siempre el rival destina dos hombres a marcarlo por toda la cancha y no sólo que libera a uno de nosotros en ataque, sino que también muchas veces rompe la doble marca gracias a su enorme habilidad. Todo lo que hace nos sirve para ganar. Es muy fácil jugar con él, con sólo mirarlo ya nos conocemos de memoria, y eso nos da otra gran ventaja. Cuando él me mira yo ya sé lo que él va a hacer y él lo sabe a donde voy a picar a buscar su pase. La paso muy bien jugando con él.


 

No fue un camino fácil el que tuvo que recorrer el nacido en Belo Horizonte en 1992. Todo lo contrario. Su estatura más que un beneficio para gambetear a los rivales fue una excusa perfecta para los entrenadores que decidieron no tenerlo en cuenta por ‘ser muy bajito’. Pero él sabía que su 1,68 de altura no iba a ser un impedimento para llegar a ser jugador profesional. Su vida se tiñó de albinegro desde 2006, año en el que llegó a un Atlético Mineiro que lo formó como futbolista y como hombre. “A este club le debo todo, es mi segunda casa porque acá vivi toda mi adolescencia e hice muchos amigos”, asegura Bernard en el medio de la charla. Su préstamo al humilde Demócrata, de la Segunda División Mineira, le sirvió para aprender a jugar como volante y terminar de forjar su estilo para quedarse definitivamente en el primer equipo del Galo. Tan buena fue esa temporada que terminó como goleador del campeonato con 14 goles en 16 partidos y el Al Ahli catarí ofreció 4 millones de euros por su pase.

“Fue Dorival Junior el que me dejó definitivamente con el plantel de Primera. Nunca voy a olvidar el día en que me dieron la noticia, porque era por lo que luché toda mi vida”, recuerda el veloz delantero cuando se le pregunta por sus primeros pasos. Y agrega: “Para tener continuidad me bajaron para que juegue la Copa Juvenil de Belo Horizonte y salimos campeones. Ese fue mi gran paso para afirmarme en primera”.






PASIÓN:
¿Te sorprende que todo llegue tan rápido tras lo que luchaste para afirmarte en Primera?

BERNARD: Mucho. Todo lo que me ha tocado vivir este último año ha sido sensacional. Desde la convocatoria del año pasado a la Selección (participó de la preparación para los Juegos Olímpicos Londres 2012 y debutó en la mayor ante Argentina en el ‘Superclásico de las Américas), hasta la reciente llamada de Scolari para que vaya a la Copa Confederaciones, donde estarán equipos como Italia, España, Uruguay y México. Más que alegría me dio satisfacción porque quiere decir que voy por el buen camino, entonces lo único en lo que pienso en mi futuro es en mejorar.


PASIÓN: Repetis mucho la palabra mejorar. ¿Irte a Europa a un grande como el Borussia Dortmund sería lograrlo?

BERNARD: No puedo darme el lujo de pensar más allá de lo que pase del partido con Xolos en México. Sin embargo, a ningún futbolista me parece que le disgustaría jugar en uno de los finalistas de la Champions League. Allá están los mejores del mundo y si quiero ser parte de esa elite tengo que irme.

 

PASIÓN: ¿Pero es verdad que hay negociaciones?

BERNARD: Por ahora son todas especulaciones ya que a mí no me ha llegado nada concreto. Tengo contrato hasta el 2017 con el club y quiero cumplirlo porque soy un profesional. De todas maneras el que me venga a buscar tendrá que tener bien claro que yo no me voy a ir del Atlético Mineiro sin antes haber concluido la Copa Libertadores. Ojalá, si es que debo irme, tengan que esperar hasta julio porque eso quiere decir que hemos llegado a instancias definitivas. Sería un sueño ganar la Copa con este equipo.

 


PASIÓN:
A pesar de que muchos la critican por su nivel, ¿sirve mucho como vidriera la Copa Libertadores?

BERNARD: La visibilidad que te da la Libertadores no te la da ningún torneo que se juegue en esta parte del mundo. Todos los equipos de Europa miran los campeonatos locales, pero un jugador que se destaque entre los mejores del continente tiene mucha más valía que cualquier otro. Es nuestra Champions, con los defectos y virtudes que puede llegar a tener yo la siento así, y para mí es genial poder escribir mi nombre en ella.

 

PASIÓN: ¿Te sorprendió algo de la Copa?

BERNARD: Como es mi primera me sorprende todo. El clima que se vive en los estadios es distinto, porque el hincha se lo toma de una manera muy especial. Ganar la Libertadores es un privilegio que pocos pueden darse el lujo de tener porque uno se enfrenta a grandes desafíos, mucho desgaste por los viajes, la manera de jugar que tienen los equipos de otros países –que es muy distinta a la nuestra- y a sufrir el ser visitante cada vez que juega afuera. Para el jugador también es otra cosa, en lo personal, me motiva muchísimo ser parte de ella.

Con ya ocho aspirantes a la corona que Corinthians ya no podrá defender el nivel de Atlético Mineiro es el que embelesa al torneo más importante del mundo. La mezcla de orden defensivo, con jogo bonito y potencia goleadora convierten al ‘Galo’ en el principal aspirante al título: “No nos creemos el máximo candidato porque hay otros equipos. Quizás no luzcan tanto en su manera de jugar, pero en la Libertadores no alcanza con jugar bonito. La historia de clubes como Boca u Olimpia es algo que no debe dejarse de lado. Tampoco el buen nivel de Newell’s o Fluminense, por lo que nosotros debemos ir partido a partido”.

 

 

PASIÓN: ¿Qué le aportás a este Atlético Mineiro?

BERNARD: No me gusta hablar de mi juego, eso se lo dejo a los demás. Por naturaleza soy rápido, por lo que busco siempre quedar mano a mano con mi marcador para explotar mis virtudes. Poco a poco voy entendiendo mejor el juego. Antes quizás solo quería ir para adelante, pero los partidos me enseñaron que a veces frenar y tocar para atrás es una solución. Si bien en la Copa Libertadores tuve la suerte de convertir, una de mis falencias es llegar poco al gol.  



PASIÓN:
¿Son la reencarnación del ‘jogo bonito’ en la Libertadores?

BERNARD: Estamos en un momento brillante. El jogo bonito es la única manera en la que nos gusta jugar. No hacemos fútbol lindo para perder, sino que lo hacemos para ganar. Nos divertimos jugando y eso es un gran lujo que nos damos. Para concretarlo contamos con jugadores de gran talento que, cada uno en su función, nos permite desarrollar un volumen de juego en el que Ronaldinho es nuestra mejor carta pero en el que ninguno desentona.
 

 

 

Con un “gracias por haber pensado en mí para hacer una nota” esta nueva estrella que esta naciendo se despide y se dirige rumbo a un nuevo entrenamiento de preparación para enfrentar a Xolos. Su voz conjuga la pasión por seguir recorriendo América con su fútbol y la tranquilidad que le da saber que está transitando el camino correcto. El camino del trabajo y de la superación diaria, el único que trae resultados como el que tanto él como Atlético Mineiro buscan: levantar por primera la Copa Libertadores.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.