Boca viajó a Río con su amuleto, un niño de 4 años

 ¿Existirán las cábalas? ¿Se imaginan a un futbolista diciendo que perdieron porque su padre no pudo ver el partido sentado en el sillón de siempre? O viceversa, ganaron porque justamente lo vio desde el sillón, algo que los hinchas deberían reconocer con banderas y demás maneras...

El caso, es que Lucio Ciutak, de tan solo 4 años, se ha convertido en el niño amuleto de Boca Juniors. Su presencia apareció en el partido por segunda ronda que justamente jugaron ambos equipos, y en el que Boca se impuso por 2 a 0, marcando una suerte de partido bisagra.

A partir de ese momento, Lucio fue invitado de honor a todas las participaciones por Copa Libertadores del xeneize, que para agrandar esta cábala, fueron todas victorias.

Llama la atención el poder y la importancia que hasta el mismo entrenador Julio Falcioni le da a la situación impuesta por el niño, que ayer recorrió junto a él de la mano el campo del Engenhao.

A pocas horas del partido, la preocupación pasa por saber si Lucio se animará a saltar al campo junto a los jugadores, dado que comentó que no quiere hacerlo porque tiene miedo. Veremos si lo logran convencer...

Fuente: Playfutbol.com

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy