Caño, amague y doble enganche para concretar un golazo

Al gol no le faltó nada. Servet Cetin recibió apenas cruzó la mitad de cancha. Se sacó de encima a un hombre con un caño, le amagó a otro que quedó desparramado y desairó a un tercero. Y ahí en el lugar de mayor frialdad para definir, remató fuerte para dibujar una parábola difícil de lograr. Fue la frutilla del postre de la goleada del Eskisehirspor sobre el Trabzonspor por 3-0 en el fútbol turco. De las mejores conquistas del año.

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy