Caos en Old Trafford

Caos en Old Trafford

El día de ayer, en la previa al partido frente al Liverpool, hinchas del Manchester United invadieron Old Trafford para protestar contra los dueños. 

El partido entre Manchester United y Liverpool, por la jornada 34 de la Premier League, fue suspendido luego de que los hinchas del equipo local pudieran sobrepasar la seguridad del estadio e ingresar al campo de juego para protestar contra los dueños del club.

El objetivo era manifestarse en contra de la familia Glazer, propietaria del club, en busca de su salida. La relación era muy tensa de por sí y, el anuncio de la Superliga Europea, fue la gota que rebalsó el vaso.

Los fanáticos se reunieron, dos horas antes del clásico, en las inmediaciones del mítico estadio pero, con el avance de los minutos, el clima se tensionó, levantó temperatura y terminó con estos dentro del verde césped. En el interior, encendieron bengalas, se subieron a las gradas y arcos, manifestando al unísono: “Queremos la marcha de los Glazer”.

El foco no fue solo en los alrededores del campo de juego, sino que, en el centro de la ciudad, también se realizó una manifestación. Los hinchas asistieron al hotel en donde se concentraban los jugadores del United para evitar la salida del micro. 

Además, un grupo se congregó alrededor del estudio de Sky donde Graeme Souness, Micah Richards, Roy Keane y los Carragher se preparaban para la transmisión del encuentro.

Souness, manifestó: “Alguien tiró una lata de cerveza aquí. Si eso te golpea en el lugar equivocado, estás muerto. Se lanzó una bengala aquí. Si golpea a uno de nosotros, estaremos acostados en una cama de hospital con cicatrices permanentes con media cara”.

El partido de hoy era decisivo ya que, si Liverpool se quedaba con la victoria, Manchester City se convertiría en el nuevo campeón de la Liga Inglesa. Los de Pep deberán esperar un poco más.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias