INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

EL BAÚL DE LOS RECUERDOS DE LA LIBERTADORES / NOTA 7

Carlos Borges marcó los dos primeros goles de la historia de la Libertadores

En esa tarde inaugural el ecuatoriano Alberto Spencer señaló otros cuatro goles. Al término del partido declaró que todo obedeció "a la suerte". El tanteador lo completó Cubilla, en tanto que William Martínez erró un penal.

Aquel martes 19 de abril de 1960, día de Fiesta Patria en Uruguay y por lo tanto de asueto para los trabajadores, este cronista estaba en el Palco Oficial del Estadio Centenario para ser testigo del primer partido disputado en la historia del Campeones Sudamericano de Campeones, Copa " Libertadores de América". Se enfrentaban Peñarol y Jorge Wilstermann, campeones de la temporada 1959 en Uruguay y Bolivia respectivamente.

Vestíamos a la usanza de los adolescentes de la época que aún no habían cumplido los 15 años. Pantalón corto, saco, camisa, corbata y un suéter de lana debido al frío que comenzaba a hacerse sentir a fines del otoño. Parafraseando las letras del tango —y para que los jóvenes de hoy tomen contacto con aquel pasado—, a los varones le ponían los "leones" (pantalón largo) cuando alcanzaban los 18 años.

Peñarol, con la bandera de Artigas

Tiempos sin TV, ni en directo, ni en diferido, lo que ocurría en la cancha llegaba a todo el país por las emisiones de radio. Además, en la misma tarde, luego de culminar el partido, aparecía el vespertino "El Diario", incluyendo toda la información del cotejo. Tenía un "tiraje certificado" de 170.294 ejemplares en un estrecho radio de venta que incluía Montevideo y las ciudades dormitorio de Las Piedras y Pando.

"El Diario", comenzó la crónica del cotejo señalando que el partido correspondía "al primer Campeonato Sudamericano de Campeones en el que se disputa la Copa Libertadores de América". El matutino "El Debate" fue más concreto y utilizó como anuncio del partido, algo que luego sería habitual: "Peñarol y Wilstermann juegan por la Copa Libertadores". Las integraciones de los equipos fueron las siguientes:

PEÑAROL: Maidana, William Martínez y Milton Alves da Silva (Salvador); Pino, Goncalvez y Aguerre; Cubilla, Linazza, Hohberg, Spencer y Borges.
Podría decirse que el conjunto aurinegro era casi una selección continental: un brasileño, un ecuatoriano y dos argentinos aunque, uno, el cordobés Hohberg se había nacionalizado uruguayo y como tal defendió a la Celeste en la Copa del Mundo de 1954.
WILSTERMAN: Rico, Claure y Villarroel; Trujillo, Rocabado y Zabalaga; Sánchez, Alcócer, Ausberto García, López y Cortez.

"El primero en ingresar a la cancha fue Peñarol portando la bandera de Artigas —continúa la nota de "El Diario" de esa noche referida al partido—. En seguida salieron los bolivianos con una bandera uruguaya, vistiendo camiseta roja, pantalón azul y medias grises. Ya estaba en la cancha el juez Carlos Robles y los líneas uruguayos Juan C. Armental y Pablo Víctor Vaga".

Este párrafo precedente pone de manifiesto la necesidad de realizar dos precisiones. La primera. Puede parecer una equivocación o un error de algún funcionario de Peñarol, el hecho que los jugadores saltaran al terreno de juego con "la bandera de Artigas". Ese día —19 de abril—, el Uruguay conmemora el Desembarco de los 33 Orientales en la Playa de la Agraciada para iniciar la gesta de la independencia.

El grupo que comandaba el Gral. Juan Antonio Lavalleja poseía bandera propia: tres franjas horizontales roja, blanca y azul, con la inscripción en el medio de la consigna heroica: "Libertad o muerte". Lo indicado hubiera sido que los aurinegros portaran esta enseña. La explicación de la decisión de salir al campo con la bandera del Gral. Artigas —que deja de lado la posibilidad del error—, se encuentra en que Peñarol sumaba un elemento más de difusión del nombre de la Copa " Libertadores de América". El Gral. Artigas, héroe del comienzo de la rebelión que se extenderá en la Banda Oriental durante casi dos décadas, como consecuencia de la decisión de la Conmebol al denominar al trofeo que se adjudicaría al ganador de esa forma, se entrelazaba con los Grales. San Martín, Bolívar, O'Higgins, Sucre, Caballero, Yegros y otros tantos que lucharon para poner punto final al colonialismo español.

La segunda. Por razones estrictamente económicas —también como una muestra de lo que era aquel fútbol bastante lírico—, solamente el juez era de un país neutral. Actuaba junto con dos árbitros designados por la Asociación del país local, siendo estos los más destacados que, en esta emergencia se desempeñaban como líneas.

Carlos Borges anotó el primer gol de la historia

"Realizado el sorteo entre los capitanes Alcócer y Hohberg —prosigue "El Diario"—, el primero entregó un banderín al aurinegro. En seguida se alinearon los equipos ante el Palco Oficial, escuchándose el Himno Nacional. Se inició el match a las 16.11 con pase de Ausberto García para Alcócer. Este cedió para Rocabado, quién habilitó a Sánchez, pero se interpuso Goncalvez alejando". "Acción" señala que quien cortó el avance fue el brasileño Salvador. La diferencia entre ambos jugadores de Peñarol era ostensible —el primero era blanco, el segundo un hombre de color—, pero la visión de los periodistas que estaban mirando el partido y escribieron en sus periódicos, es diferente.

Registro histórico del primer gol de la historia de la Copa. Borges ya remató y la pelota ingresa al arco de la Colombes del Estadio Centenario.
 

"El puntero Carlos Borges fue el autor del primer gol del Sudamericanos de Campeones —anunció "El Diario" en una parte del texto que está "empastelada", expresión que se utilizaba para marcar el error atribuible a los que entonces se llamaban "los duendes del taller de la imprenta"—, cuando iban jugados trece minutos de la primera etapa. Avanzó por el medio de la cancha el piloto Hohberg, que hizo gran pase profundo para Cubilla. Frente al golero remató el winger derecho dando la pelota en el horizontal. Recogió el rebote Borges, shoteando fuerte y dando el esférico en Rocabado, tomando otra vez Borges, quién remató nuevamente en forma alta, venciendo al golero Rico".

¿Cómo fue, realmente, ese primer gol de la Copa?

Resulta muy interesante señalar —para que los jóvenes comprendan como era aquella época del mundo y del fútbol—, que la ausencia absoluta de captura de imágenes de TV o cine, determinaba que los periodistas que escribían en los diarios, estuvieran proclives a equivocarse. En el caso de los jugadores visitantes, porque no se les conocía y los números en las camisetas, normalmente, no eran muy grandes. Y en lo referido al desarrollo de las incidencias del juego, el periodista estaba atado a lo que le parecía que captaban sus retinas, sin tener la posibilidad de comprobar, ante una duda, si su visión era acertada, apelando al replay de la TV.

Lo precedente sirve para interpretar la descripción que del mismo gol realizó el también vespertino "Acción". En el epígrafe (en la jerga periodística le llamábamos leyenda), de una fotografía tomada desde debajo mismo de la red del arco, de la jugada previa al gol histórico, donde se ve a Cubilla que ya remató al arco, aparece el golero Rico y la pelota aproximándose al horizontal donde rebotará. "Se va a producir la apertura del score —se lee al pie del registro gráfico—. Cubillas (sic) shoteó violentamente y la pelota dio en el travesaño, produciéndose de inmediato otro remate del mismo jugador que fue rechazado por el golkeeper, siendo entonces que Borges tiró con suma precisión haciendo entrar la pelota baja junto al poste izquierdo del arco boliviano".

Los textos transcriptos coinciden solo en tres episodios: en que Cubilla remató al arco, la pelota pegó en el travesaño y Borges anotó el gol. Después difieren. Para "Acción" el rebote lo tomó nuevamente Cubilla, volvió a tirar, el esférico pegó en el golero que no retuvo y Borges convirtió.

"El Diario" —que parece estar más atento a la jugada porque la transcribe desde el arranque con la incursión de Hohberg y el gran pase a Cubilla hacia la derecha—, afirma que fue Borges quien tomó por dos veces el rebote. La primera vez recibió la pelota del palo y su tiro pegó en Rocabado (en la fotografía de "El País", donde se adhería a ella, escrito en letra de imprenta el nombre de los jugadores, figura Zabalaga). En la segunda ocasión, después que la pelota rebotó en la humanidad del boliviano, volvió a shotear Borges convirtiendo el gol con tiro alto. Para "Acción" el remate fue bajo y a la derecha del golero.

Exclusivo para "Pasión Libertadores": el histórico primer gol del ecuatoriano Spencer en la Copa Libertadores. El primero de los 54 que marcaría. No aparece en la escena. Remató desde la línea del área grande.
 

También Borges anotó el segundo gol, a los 17', en tanto Luis Cubilla marcó el tercero a los 21'. A los 29' el zaguero "Trujillo pechó a Spencer en el área, concediendo penalti el Sr. Robles —describió "El Día"—, aunque para nosotros la escena no configuró la falta respectiva". El remate desde los once pasos fue realizado por el capitán William Martínez. Le pegó con su acostumbrada fuerza. La pelota pasó por encima del horizontal.

¡Cuatro goles de Spencer!

"El insider ecuatoriano Alberto Spencer fue el autor del cuarto gol aurinegro a los 38' de la primera etapa —narró la crónica de "El Diario"—. Un rápido desplazamiento de Cubilla por la extrema derecha, propició un pase a Hohberg, volcado sobre el área. El piloto vio a Spencer que entraba y le cedió la pelota. Desde el punto del penal el ecuatoriano remató, con fuerte shot de derecha y venció la resistencia del golero boliviano".

En el epígrafe de la excelente fotografía de "Acción" tomada desde el suelo, detrás del arco, se expresa: "Aquí Spencer comenzó a poner en evidencia su puntería. Aprovechando un pase de Hohberg, el insider ecuatoriano shoteó con fuerza y dirección, resultando tardía la estirada del golero Rico".

La imagen que "El País" publicó de este gol, tomada desde la tribuna, demuestra que Spencer no estaba en el punto del penal —como expresó "El Diario"—, ya que no aparece en el registro. La de "Acción" parece determinar que Spencer estaba al borde del área grande cuando remató.

A partir de ese momento el ecuatoriano Alberto Spencer produjo una notable labor. Convirtió otros tres goles a los 57', 66' y 89', sumando en total cuatro tanto consecutivos. "Fue todo suerte", manifestó el ecuatoriano en sus declaraciones a los diarios al terminar el partido. En esa tarde —sin que se advirtiera—Spencer inició la construcción de un récord inigualado: sigue siendo, actualmente, el jugador que más goles convirtió en la historia de la Copa Libertadores de América. Señaló 54 tantos (48 para Peñarol y 6 más defendiendo a Barcelona de Guayaquil).

Otro documento exclusivo para "Pasión Libertadores". El gol de Alcócer para Jorge Wilstermann. El primer gol de un club boliviano en el torneo. También contra el arco de la Colombes en el Estadio.
 

El capitán de Jorge Wilstermann, el atacante Máximo Alcócer, convirtió el único gol de su equipo a los 48', a poco de iniciarse la segunda etapa, rematando desde corta distancia luego de ingresar al área con la pelota.

Curiosidades de aquel tiempo

Un apunte más debe señalarse. Antes de culminar el primer tiempo, en el minuto 44, ingresó en los bolivianos Soria suplantando a Cortez. ¿Por qué lo hizo un minuto antes de finalizar la etapa? Porque el reglamento era claro. Se podía cambiar al golero en cualquier momento del partido "por impedimento físico" y otro jugador "durante o antes de los 45 minutos iniciales".

Otra nota novedosa de aquella tarde no debe quedar en el olvido porque es un símbolo de aquellos tiempos. En el Palco Oficial se encontraba mirando el partido el Tesorero de Independiente de Argentina, Sr. Baqueiro, acompañado por el dirigente Franco. Venían a observar la actuación de Néstor Goncalvez y cerrar las gestiones por el joven centre-half de Peñarol, que días antes, también en Montevideo, habían efectuado Stabile y Arias, del equipo rojo de Avellaneda. Es más, en el propio Estadio, Baqueiro informó a los periodistas que "el pase estaba hecho".

Luego del cotejo se reunieron los visitantes, en la noche de ese día feriado, con el Presidente de Peñarol, Cr. Gastón Guelfi, en la vieja sede del club ubicada en la calle Maldonado. Luego de la misma, en forma terminante, el Cr. Guelfi informó: "el jugador no es negociable. Nuestra aspiración es conquistar el título Sudamericano que le acordaría una nueva jerarquía mundial al club con gran adelanto económico. Por eso no se puede desarmar la defensa. De allí la negativa rotunda a la venta del jugador".

Al día siguiente Baqueiro y Franco fueron a la sede de Sud América, se reunieron con el Vicepresidente del club anaranjado —el popular "Mocho" Romero—, y cerraron la contratación de Alcides Silveira por 1.650.000 pesos argentinos de los cuales 750.000 se pagaban al contado y el resto en tres cuotas consecutivas. La asamblea de socios de los naranjitas, citada en forma urgente, aprobó el pase del "Cacho" Silveira. El jugador se encontraba con su club en Alemania, donde Sud América actuaba en el marco de extensa gira por Europa.

En tanto, Peñarol, tal como lo quería y vaticinaba el Cr. Guelfi, se consagraría, meses después, primer Campeón de América de la historia.

¡Qué tiempos aquellos...!

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.