INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

UN DÍA COMO HOY

Colombia ganaba su primera Copa Libertadores por intermedio de Atlético Nacional

 Fue el primer gran momento del fútbol colombiano en la historia de la Libertadores. Tras las tres finales perdidas de América de Cali (85-86-87) llegó el 31 de mayo de 1989. Ese día el gran Atlético Nacional de Pacho Maturana se imponía ante Olimpa en una de las definiciones por penales más memorables de la historia del certamen y se consagraba como el primer equipo de su país en ser el mejor de América. Las atajadas de Higuita, la solvencia de Andrés Escobar, la entegra y categoría de la dupla Leonel Álvarez- Alexis García, y la picante delantera compuesta por Usuriaga y Trellez.

Aquella noche en el Campín de Bogotá, y con el arbitraje del argentino Juan Carlos Loustau, el verde formó con Higuita; Carmona, Perea, Escobar, Gómez; Álvarez, García, Fajardo, Arango, Usuriaga y Tréllez. Mientras que el Decano paraguayo contó con Almeida; Miño, Benítez, Chamas, Krausemann; Sanabria, Guasch, Bobadilla, Neffa; Amarilla y Mendoza.

Tras la ventaja de 2-0 que había conseguido el conjunto paraguayo en Asunción (con goles de Bobadilla y Sanabria) la historia no parecía sencilla para los colombianos. Pero tras no poder quebrar la resistencia de Olimpia en el primer tiempo, lo mejor de los de Medellín salió en el complemento. Al minuto un gol en contra de Guasch alimentaba la ilusión de todos los que reventaban el Campín. Los minutos pasaban y faltaba el gol que llevara la definición a los penales. Y apareció el enorme Palomo Usuriaga para igualar las cosas en el minuto 65 y acercara a su equipo a la consagración.

Con el 2-0 no hubo otro camino que los penales. Y ahí la figura del enorme René Higuita se acrecentó para atajar cuatro de los nueve que le patearon (hubo cuatro convertidos y uno desvíado) para que con los cinco aciertos de sus compañeros el Verde anotara su nombre en la historia de la Copa Santander Libertadores. Una Copa que lo tiene en el privilegiado museo de los campeones...

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.