Con arqueros así no se hacen falta delanteros...

Vaya jornada para Fabian Giefer, portero del Fortuna Dusseldorf que cometió dos infantiles errores a modo de blooper que terminaron siendo determinantes para que su equipo cayera por 3 a 2 frente al Augsburg.

Una desatención entre él y su defensa provocaron el primer tanto. Luego, al querer rechazar, su disparo impactó en la pierna del rival y la pelota se metió al arco. A seguir trabajando...

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy