INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

IRÁN

Del júbilo a la decepción: fueron campeones por cinco minutos

Imagina que tu equipo no gana nada hace 52 años. Necesita vencer a su rival para ser campeón, de hecho empatando también puede lograrlo si el segundo no gana. El partido termina, queda 3-3 y alguien asegura que el otro juego también quedó empatado, eres campeón, festejas a lo loco, cumples tu sueño, pero al rato te enteras de que en realidad estabas festejando en vano. Esto pasó en Irán.

Resulta insólito que a esta altura de la humanidad, con todos los medios de comunicación que existen actualmente, se haya producido una de las crueldades futboleras más tristes que tanto hinchas, jugadores y dirigentes de un club pueden vivir.

Si el Tractor Sazi vencía al Theran se consagraba campeón por primera vez en 52 años de vida, si empataba, necesitaba que el segundo en la tabla, el Sepahan, que estaba a un punto nada más no ganara.

Resulta que el encuentro venía bien, a falta de varios minutos Tractor se imponía 3 a 1, por lo que todo hacía parecer que habría fiesta, sin embargo el partido terminó igualado 3-3. Por lo cual, ahora había que esperar a ver qué pasaba en el otro partido, en el que jugaba el Sepahan.

Una persona cuya identidad se desconoce, fue la que gritó a viva voz que el Sepahan había empatado, desatando la locura en el campo del Tractor, que festejaba a más no poder su primera corona en tanto tiempo. Sin embargo, a los 5 minutos llegó la versión oficial, que decía que el Sepahan había ganado 2 a 0 y que por ende los festejos estaban siendo en vano.

"Algo muy extraño pasó. Estábamos en el vestuario, viendo los minutos finales del partido del Sepahan y de repente nos quedamos sin señal de televisión y de radio. Para nosotros el partido había quedado 2-2", dijo Oliveira, entrenador portugués del Tractor Sazi, que pasó del júbilo de la profunda decepción en sólo minutos.  A veces el fútbol es muy cruel.

Fuente de consulta: La Tercera

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.