Deportivo Lara, el campeón arrasador arrasado

El tercero de sus años de historia breve fue de gloria para el Deportivo Lara. Celebró con anticipación los títulos de los dos torneos, tuvo 28 partidos consecutivos sin perder y acortó la temporada porque no hizo falta la habitual final para determinar al campeón. Con figuras emblemáticas como José Manuel Rey, Miguel Mea Vitali y el goleador repetido Rafael Castellín, la solidez del arquero Alan Liebeskind, más una mezcla de conocedores de la liga, jóvenes e importados oportunos, creó una nueva afición que llenó varias veces el hermoso Metropolitano de Lara. Barquisimeto, capital musical de Venezuela, lo fue también del fútbol después de 47 años.

Cuando los festejos eran inminentes, el entrenador Eduardo Saragó (30 años) advirtió que su continuidad iba a estar ligada a la del presidente Arid García. Habían sonado las alarmas, mientras las sonrisas del futuro mostraban la Copa Sudamericana como transición a la Libertadores 2013. García era el respaldo económico del milagro, el propietario. Accionista principal de Tracto América, importadora de maquinaria agrícola como los tractores Massey Ferguson, establecida en la ahora futbolera Barquisimeto, fue acusado de ilícitos cambiarios, en una economía que prohíbe las operaciones en divisas fuera del control gubernamental.

El allanamiento de la empresa en abril y los rumores de expropiación sacudieron al ambiente futbolístico. Fue intervenida y la maneja una junta administradora. También fue allanado el domicilio del presidente, que está en el exterior y dio un aparente paso al costado para que el club pudiera seguir adelante. Los pagos no aparecían y el capitán Mea Vitali dijo que la pretemporada fue una buena noticia para varios futbolistas, que ahora pueden tener sus tres comidas diarias.

Mediaron entonces personalidades cercanas al Gobierno, preocupadas por el desmoronamiento inevitable. El anuncio oficial de fabricación de tractores el año pasado había acercado a las autoridades con la empresa, las dificultades para la alianza los alejaron.

Massimo Scaccia encabeza la nueva junta directiva, anunciada el 14 de julio, Es un empresario automotriz, de confianza de Saragó. García no puede disponer de sus fondos, pero parece que se obtuvieron los necesarios para llegar a diciembre. Sonaron ofertas para comprar el cupo y se temía que la historia terminara con la desaparición como Nacional Táchira o Unión Atlético Maracaibo. El peligro luce diferido y el equipo podrá jugar tanto la Sudamericana como el Apertura.

La Libertadores 2013 ya lo tiene inscripto como debutante, pero el lejano febrero dirá si llega con la fuerza de un tractor para escribir otra página venezolana o aparecerá uno de los suplentes con una chequera importante. Ojalá el gran juego rojinegro cruce las fronteras con la camiseta llena de los logos que están intentando vender para alcanzar una nueva vida, la que los hinchas larenses y la dignidad del fútbol venezolano necesitan.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy