INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

Dos equipos sólidos a los que distancia el peso de la historia

Corinthians y Boca están en la definición de la Copa Libertadores por méritos propios. Qué duda cabe. Ambos tuvieron partidos mejores que otros, pero mantuvieron a lo largo del tiempo una cualidad clave en este tipo de competencia: la regularidad. Asimismo, esa virtud les abrió el camino hacia otra, muy vinculada y sumamente valiosa: la solidez colectiva. De estilos similares, armados fueron armados de atrás hacia adelante. Pragmáticos para jugar. Inteligentes para plantear los partidos, ganará en definitiva quien consiga mantener la intensidad en el más alto nivel por más tiempo. Y el que sepa además aprovechar su momento.

¿Hay algún favorito de cara a la definición? Es difícil inclinarse por uno u otro, pero así como su impronta de juego los asimila, los acerca, la historia en la competencia los aleja por completo. Esta es la primera final que alcanza Corinthians en esta competencia. Hasta ahora, su mejor performance había sido en la edición 2000, cuando cayó por penales ante Palmeiras en la semifinal.

Boca, por su parte, es hexacampeón de América y ya supo nueve veces lo que significa definir este certamen. Ganó los títulos en 1977, 1978, 2000, 2001, 2003 y 2007, mientras que fue subcampeón en 1963 (cayó ante Santos), 1979 (Olimpia) y 2004 (Once Caldas). Al Xeneize no le sienta nada mal definir ante equipos brasileños. La primera de sus Copas se la ganó al Cruzeiro, en tanto que en 2000 festejó ante Palmeiras, en 2003 celebró frente a Santos y en 2007 dio la vuelta contra Gremio. En definitiva, cuatro de sus seis títulos se los ganó a conjuntos del vecino país.

Los equipos brasileños (Inter en 2010 y Santos el año pasado) ganaron las últimas dos ediciones. Corinthians tiene la posibilidad de continuar esa pequeña racha, pero enfrente tendrá a un equipo que ha cosechado mística a lo largo de este nuevo siglo. Boca es el “cuco” de los conjuntos de Brasil en las finales. Corinthians es el único invicto de esta Copa y sólo recibió tres goles. El Xeneize sólo perdió un partido en esta Copa, y fue ante una formación brasileña (Fluminense, en la Fase de Grupos). El pasado y el presente se encuentran. Se fusionan. ¿Juega la historia? Tal vez. ¿Juega la mística? Probablemente. Pero principalmente, juegan los futbolistas. Y los de ambos equipos lo hacen bien. En 180 minutos se acabarán las conjeturas y la Copa Libertadores tendrá un nuevo campeón.
 

 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.