DURO

Dunga ¿enojado? con Colombia: 'Parecía que jugaban por un plato de comida'

La ganó dos veces como jugador, una como entrenador. Fue campeón del mundo, no se banca perder dado que lógicamente, ganar está en su adn. Por eso Dunga declaró como lo hizo, tratando de ser lo más respetuoso posible en un ámbito que aborrece y le cuesta manejar.

Dunga no se banca perder, aunque no por ello sale a pegar o a destratar el planteo rival, es la primera derrota desde que dirige a Brasil en este nuevo proceso y aplicó el doble sentido para analizar en caliente lo que fue el desarrollo del juego: “Parecía que corrían por el plato de comida”, dijo el entrenador, haciendo alusión a que le molestó la continua presión que los Cafeteros hicieron y que por ello, no dejaron jugar a Brasil.

Luego criticó la actitud de su equipo que según él, cayó en el objetivo rival: “Caímos en las provocaciones. No tenemos esa idea. Brasil tiene que jugar, no ir a la guerra y buscar el choque y juego físico. Debemos centrarnos en jugar".

También le dio duro a Osses, el árbitro del partido: "No tenía el equilibrio necesario. No sabía cómo controlar el juego. Los jugadores fueron perjudicados por esto. Dejó mucho que desear en lo que respecta a eso. Cuando en un partido del fútbol se habla mucho del juez, algo no estuvo bien. Todo lo que pasó en el final, el árbitro tuvo que ver", finalizó.

Brasil tiene un doble desafío por delante, primero el de jugar sin Neymar, que no estará ante Venezuela sabiendo que todo el fútbol recae en él. Segundo y más importante, clasificar. Sería una catástrofe que no lo hiciera, pero la realidad marca que si pierde frente a la Vinotinto se quedará a fuera de los cuartos de final. Mucho dependerá de lo que ocurra este jueves cuando se enfrenten Perú y Venezuela.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy