INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

El Chorri le dijo adiós al fútbol en una noche de emociones

A ese niño que aún no llega a la decena de años de vida y a ese mayor adulto que pasa los 70 los une la misma emoción. Diferenciada en cuanto a los motivos, pero suficientemente justificado. El pequeño casi no pudo disfrutarlo. El hombre grande fue testigo de toda su carrera. El niño construyó la imagen del ídolo a partir de los muchos relatos que oyó. Su abuelo tranquilamente pudo habérselos transmitido. No obstante la brecha generacional, la emoción es genuina. Esta noche es la noche del Chorri, la última de Roberto Palacios surcando el verde césped. Y el Estadio Nacional de Lima es una fiesta inabarcable e inacabable, un mar de camisetas rojiblancas y dorsales con el “10” por donde quiera que alguien se traslade. Son más de 10 mil voces acompañadas por palmas las que vivan a uno de los máximos exponentes de la historia del fútbol peruano.

Está su familia. Están sus amigos de la vida y del fútbol, los mismos en muchos casos. Están sus ex compañeros y hay muchos invitados especiales para la velada. Está la emoción latente en la noche limeña, en la que sobra fútbol y reconocimientos. Es lo que he generado este talentoso volante a lo largo de sus 39 años de vida y en los 21 de carrera, desde su debut profesional, aquel 20 de octubre de 1991.

Todos los futbolistas y ex futbolistas que forman parte del festejo portan el “10” en su espalda a modo de homenaje a ese hombre que en 798 partidos (599 en Primera
División, 72 en copas internacionales y 127 con la selección) anotó 162 goles (124 en Primera, 19 en torneos foráneos y 19 con la blanquirroja).

“Estoy orgulloso de ser peruano. Quiero agradecerle a Dios por haberme permitido hacer lo que más me encanta. Gracias a la vida por dejarme jugar al fútbol. Gracias a mi país por el apoyo incondicional”, dice el “Chorri” mientras las lágrimas le corren por la mejilla. Es que acaba de dar una vuelta olímpica y la emoción lo ha desbordado como tantas veces ha hecho él con cuanto defensor se le ha atravesado.
Por ahí, junto con las estrellas, anda Brando (15), el hijo del “Chorri” con quien el homenajeado pudo compartir unos minutos en cancha, en uno de los momentos cumbre de la fiesta. También hay goles, claro, aunque es lo que menos interesa. El combinado nacional le gana 6 a 2 al internacional.

Su equipo forma con: Miguel Miranda (Oscar Ibáñez), José Soto, José Carranza, Miguel Rebosio, Martín Hidalgo, Percy Olivares, Jorge Soto, Juan Jayo, José Pereda (Alfonso Yáñez), Julinho (Julio César Antón), Roberto Palacios (Horacio Baldesari). Los rivales alinearon a: Rafael Dudamel, Leo Rojas, Paolo Montero, Ronald de Boer, Luis Cristaldo, Mauricio Serna, Pablo Bengoechea (Aguirregaray), Sebastián Rozental, Carlos Valderrama, Luis Hernández, Iván Zamorano. Nombres que brillan con luz propia pero que hoy bajan la intensidad para que el que ilumine sea ese hombre al que se le inunda la mirada.

Los homenajes de grandes clubes de Europa fueron la sorpresa de la noche. Barcelona de España envío a su director Joseph Fusté para entregar un recordatorio al agasajado; Real Madrid, por intermedio de un delegado, le entregó una camiseta firmada por todos los jugadores del equipo "blanco" con su nombre y el número diez. Acto seguido, el director del Real Madrid, Emilio Butragueño, le envió un saludo grabado.

Las muestras de cariño nunca parecen acallarse en el Estadio. Es un cóctel de sentimientos que el “Chorri” no olvidará jamás. Así como tampoco lo olvidarán todos los peruanos ni cualquier hincha, sea de donde fuere, que disfrute del fútbol bien jugado.


Fuente: www.andina.com.pe

 

 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.