El Deportivo Quito hizo del Atahualpa una fortaleza

No quedan dudas que ya dejó de ser sorpresa el Deportivo Quito. No sólo porque demostró ser un conjunto sólido en cada cancha en la que que juega sino porque tiene un gran secreto que explica este presente: el estadio Atahualpa. Es que en lo que va de la Copa Santander Libertadores el equipo ecuatoriano es el más efectivo como local, no sólo porque ha sido el único que ganó los cuatro encuentros que jugó, sino que además tiene un paso arrollador: anotó 14 goles y sólo sufrió uno (el anotado por Matías Rodríguez anoche). 

Sólo otros tres equipos lograron lo mismo que la Academia de Quito en la Fase de Grupos: Santos, Corinthians y Universidad de Chile. El campeón defensor se impuso ante Inter (3-1), Juan Aurich (2-0) y The Strongest (2-0); el Timao hizo lo propio con Nacional de Paraguay (2-0), Cruz Azul (1-0) y Deportivo Táchira (6-0); y el campeón de la última Copa Sudamericana se impuso a Godoy Cruz (5-1), Peñarol (2-1) y Atlético Nacional (2-1). Pero nadie como el equipo de Carlos Ischia.

Tras arrancar con un punto en sus dos visitas a México y Uruguay. Pero el camino de la recuperación comenzó en la tercera fecha ante uno de los candidatos, Vélez, al que goleó 3-0. Luego llegó la derrota en Liniers en la última jugada que puso en jaque la clasificación a octavos y tenía una sola opción: ganar los dos partidos como local. Y vaya si lo hizo, triunfo ante Defensor Sporting (2-0) y goleada ante las Chivas (5-0). La confirmación del poderío de los azules en casa fue ante el todopoderoso Universidad de Chile, una demostración de fútbol ante uno de los mejores equipos de América. 

Ahora deberá pasar la dura prueba ante los dirigidos de Jorge Sampaoli en Chile. La ventaja como local ya la sacó, en un Atahualpa que parece tener el cartel de 'Prohibido ganar'.

Más noticias de NOTICIAS