LAMENTABLE

El Estado Islámico dinamitó un estadio en Irak

Como consecuencia de una cruenta guerra, el Estadio Olímpico de Ramadi que estaba en construcción fue totalmente destruido con explosivos; el proyecto, además de esa cancha, abarcaba instalaciones para atletas y hasta una villa olímpica.

Los países de medio oriente son, junto a varios de África, los menos desarrollados en materia futbolística debido a un sinfín de guerras que han azotado a sus poblaciones y les impidieron el crecimiento. Desde hace muchos años, Irak atraviesa conflictos bélicos con varios países de su misma región y en la actualidad está en una cruenta guerra contra el Estado Islámico.

Una de las ciudades en disputa entre estos dos estados es Ramadi, que actualmente pertenece al ejército Yihadista, pero está en territorio iraquí. Allí se estaba llevando adelante un proyecto que incluía un Estadio Olímpico para 30 mil personas, un hotel con 80 habitaciones, una biblioteca, un centro de transmisión televisiva y hasta una villa olímpica para atletas con pistas de entrenamiento.

Sin embargo, como parte de la estrategia de retirada, el Estado Islámico dinamintó el estadio con 3,5 toneladas de explosivos, así como también dejó explosivos por toda la ciudad para tomar por sorpresa al ejército iraquí cuando avance sobre esa ciudad. Lamentablemente, una vez más el deporte fue víctima de conflictos político-religiosos y un ambicioso proyecto de 100 millones de dólares quedó hecho polvo.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy