El arquero pensó que se iba, la dejó pasar y se hizo el gol más insólito del año

Tiro libre frontal. El ejecutante decide darle con comba al segundo palo, el arquero se confía y abre los brazos enérgicamente para dejarla salir, pero por un problema de ubicación y orientación la pelota pica y se le mete. La cara de desazón es, entonces, inevitable. ¡Para qué te traje!

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy