INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

El día en que Pelé fue arquero

 Todo el mundo sabe que Pelé está entre los más grandes del balompié de todos los tiempos, junto a otros gigantes como Maradona, Beckenbauer, Johan Cruyff o el contemporáneo Lionel Messi.

"O Rei" fue tricampeón mundial con la Selección de Brasil, bicampeón de la Libertadores con Santos FC y tiene el difícil récord de haber marcado (según su cuenta personal, claro) más de mil goles oficiales, número imposible de alcanzar, aún hoy con la cantidada de torneos que se juegan. Lo que pocos saben y recuerdan, es que una vez Pelé tuvo la insólita tarea de evitar goles, en el puesto donde a tantos adversários hizo sufrir: arquero.

Corría el año 1964, y en el juego de revancha entre Santos y Gremio por una de las semifinales de la entonces Taça Brasil de 1963, torneo organizado por la CBF para dirimir los representantes brasileños a la Copa Libertadores de 1964, el experimentado arquero santista Gilmar es expulsado a los 87 minutos de juego, cuando ya Santos había dado vuelta el marcador (había empezado ganando Santos 1-0 con gol de Pepé, luego Gremio pasó arriba 3-1 pero apareció Pelé para marcar tres goles y poner las cosas 4-3) y es entonces que tras su tercer anotación, O Rei decide ponerse el buzo negro de arquero en lugar de su compañero.

Los jugadores de Gremio, convencidos por la inexperiencia en el arco de Pelé, intentaron rematar desde donde sea en esos pocos minutos que quedaron, pero todo fue en vano. El 10, por unos pocos minutos con el 1 en la espalda, había salvado su arco y la victoria para acceder a la final frente a Bahía, a quien vencería para consagrarse campeón brasilero.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.