EMOCIONANTE

El día que el estadio Azteca quedó rendido a los pies de Ronaldinho

El crack brasileño le dijo adiós al Querétaro y en Pasión Libertadores te recordamos uno de los partidos en el club que quedará para siempre en la historia: la emocionante ovación de todo el estadio Azteca luego de perder por 4 a 0.

El 18 de abril de 2015 quedará para siempre grabado en la memoria de Ronaldinho y del mítico estadio Azteca. Aquel día se vivió algo que nunca antes había pasado en la historia: ovacionar a un jugador rival.

El astro brasileño jugó tan sólo 10 minutos en aquella goleada del Querétaro por 4 a 0 al América, pero la rompió toda: marcó dos goles -uno de ellos, un golazo- y se dio el lujo de tirar un gran caño en la mitad de la cancha. Tal fue el asombro de las afición de las Águilas que una vez finalizado el encuentro ovacionó de manera unánime a Dinho en su propia casa.

Luego, el crack fue entrevistado en el campo de juego y al borde del llanto agradeció todo el cariño brindado por la afición rival. Un momento único que quedará en la historia al igual que aquel Real Madrid-Barcelona en el año 2005, donde el Santiago Bernabéu lo aplaudió de pie.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy