INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

A 10 AÑOS

El día que el mundo conoció a Lionel Messi

Hace una década, el mejor jugador del mundo levantaba la Copa Mundial Sub-20 en Holanda y lograba los títulos individuales como goleador y mejor jugador de un torneo en el que había comenzado como suplente.

Apenas un año más tarde de haber sentido por primera vez la camiseta celeste y blanca en su piel, Lionel Messi formaba parte del plantel comandado por Francisco Ferraro que iba en busca de la gloria en el Mundial juvenil sub-20 de Holanda. Las cosas no empezaron bien: Argentina perdió 1-0 en el debut ante Estados Unidos y Lionel Messi no fue titular en ese partido porque se había incorporado a último momento desde el Barcelona.

En Holanda 2005, Messi fue campeón, goleador y mejor jugador del torneo.

Inmediatamente, el pedido al entrenador argentino fue que la joven promesa jugara desde el inicio y ante Egipto se adueñó de un puesto que no abandonaría nunca más. En aquel partido marcó su primer gol en el certamen, y luego lo haría ante Colombia, España y Brasil. En la final ante Nigeria, jugada el 2 de julio de 2005, convirtió un doblete de penal y alcanzó así los seis tantos que le permitieron quedarse con el Botín de Oro. Todavía no usaba la 10, pero la tentación de comparar esa zurda deliciosa con la de Diego Maradona era cada vez mayor.

En aquel entonces, Messi todavía era un pichón de crack. Conocido en el Barcelona y descubierto en la Argentina como “el rosarino que de chico no crecía”, esa pulga ya daba sus primeros saltos con los colores de su país y hoy, diez años más tarde, es el líder futbolístico y capitán de la selección. Sin embargo, la cosa no cambió demasiado, porque como en Holanda 2005, sigue teniendo a su lado a Ezequiel Garay, Lucas Biglia, Fernando Gago, Pablo Zabaleta y su fiel amigo y compañero de habitación, Sergio Agüero. Luego de tantos torneos y partidos juntos, Messi y sus amigos tienen la chance de volver a gritar campeón y romper la maldición de esos 22 años sin títulos en la selección mayor. 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.