El flamante técnico de Independiente fue asaltado mientras daba una entrevista en vivo

Apenas si comienza el desafío de Miguel Angel Brindisi de mantener a Independiente en Primera División que ya tuvo el primer susto del ciclo. Lo insólito es que el contexto en el que se dio. Mientras daba una entrevista en vivo para una radio partidaria vía telefónica, el flamante técnico del Rojo y su futuro ayudante, Carlos Squeo, fueron asaltado con un arma de fuego, hecho del que resultaron ilesos.

Brindisi circulaba por las calles del barrio de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, cuando decidió parar a un costado para dar una nota. En ese momento, dos hombres en una moto le golpearon el vidrio y, con un arma, le gritaron que lo iban a matar. El entrenador bajó la ventana y les dio la billetera y el reloj. Todo terminó allí, en una desgracia con suerte.


Fuente: Cancha llena

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy