INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

ELIMINATORIAS

El hotel de Santiago que es una maldición para la selección uruguaya

En los alrededores y espaldas el fútbol está hecho de cábalas, leyendas, tradiciones y una serie de rituales que también son factores a la hora de entrar a la cancha. Una de las maldiciones que tiene la selección uruguaya en Santiago es el Hotel Sheraton.

Sí, un hote: las dos veces anteriores que por eliminatorias “la celeste” ha estado alojada en las faldas del Cerro San Cristóbal y se ha ido con la derrota, en 1985 con “El gol imposible” y en 1996 con el tanto de Marcelo Salas.

El sitio uruguayo Tenfield recuerda el primer traspié de Uruguay en este hotel de la capital chilena.

“El partido del 24 de marzo de 1985, aquí en Santiago, fue una guerra. Pocas semanas antes un terremoto azotó a la tierra chilena, flotando en el ambiente la posibilidad de nuevos e inminentes cismas. El público en las repletas tribunas, golpeaba a ritmo insistente los pies sobre el cemento, generando una cimbronazo que iba acompañado del grito unánime de la multitud: “terremoto”.

Luego, en la cancha, el juez colombiano Díaz Palacios trabajó para el local, más allá de que el primer gol de Rubio y el segundo del “Mortero” Aravena sellaron el contundente 2:0. Los chilenos, los aficionados, creyeron que la clasificación para el mundial ya estaba en casa. ¡Le ganaron a Uruguay, que para ellos siempre ha sido un hueso casi imposible de roer!”.

La otra vez que se alojaron en el Sheraton, fue en 1996 y la patada criminal de Chavarría contra Francescoli quedará en los anales.

“A los pocos minutos de comenzar el partido, un “arrancapasto” de nombre Luis Chavarría, salió a buscar a Enzo y le pegó tremendo patadón. No era para tarjeta roja directa. Era para llevarlo preso. ¡No pasó nada! El juez metió el siga, siga y… el que no pudo seguir fue Enzo que abandonó la cancha lesionado”.

Para ustedes: ¿La maldición se estirará?

Fuente: Ferplei.com

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.