Festejó un gol anulado y luego lo expulsaron

El papelón de Ledesma que le costó la expulsión ante Corinthians

Iban 82 minutos de juego anoche miércoles en el partido entre Boca y Corinthians por los octavos de final de la Copa Libertadores. Ganaba el local por la mínima y tras una buena combinación, Pablo Ledesma, volante de Boca Juniors, se encontró con el balón y remató al arco ante la imposibilidad del arquero Cassio de evitar el remate.

Sin dudarlo un instante, el jugadore xeneize salió corriendo a festejar el gol, se sacó la camiseta para la ocasión dedicándole la anotación a alguien en la tribuna y demás. Todo muy lindo, pero el problema fue que estaba en posición adelantada y el árbitro chileno Osses anuló el gol inmediatamente, pese a la indiferencia de su autor, que seguía festejando a viva voz.

Cuando se dio cuenta que no había sido gol, no pudo poner otra cara más que de desconcierto, además de haberse ganado la tarjeta amarilla por sacarse la camiseta. Pero todavía habría más. En la siguiente jugada, por una entrada fuerte vio la segunda amarilla y se fue expulsado.

De la euforia por un gol anulado -sin saber- a ser expulsado. Todo en minutos.

¿Qué te pareció la actitud de Ledesma de festejar desmedidamente su gol sin darse cuenta que su había sido anulado?

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy