El plan de Lucas para conseguir la camiseta de su ídolo

La madre de Lucas debe estar muy feliz gracias a una "operación" brasileña que terminó en sonrisas. Ella quería la camiseta de Messi y se la encargó a su hijo, pero en el transcurso del partido las cosas se complicaron: Messi, después de convertir su gol, salió lesionado al fin del primer tiempo. Entonces el volante del PSG reaccionó aún más rápido que en la cancha.

Primero habló con su compañero Maxwell, ex Barcelona, quien le pasó el mensaje a Dani Alves, amigo suyo e íntimo del argentino. Y ya con la gestión en marcha y el resultado puesto, se puede decir que la transferencia fue todo un éxito. Al final del partido, el lateral del equipo culé llevó el trofeo hasta el vestuario local para alegría y tranquilidad del ex Sao Paulo. Y de su mamá, claro.

"Mi madre me la pidió, pero yo también la quería -reconoció Lucas. Es mi ídolo. Me sorprendió la calidad para llevar la pelota tan cerca del pie y la fuerza de arranque. Es muy difícil de parar, no se cae y siempre va directo al arco con regates cortos. Es imprevisible. ¿Si voy a hacer fuerzas para que juegue la revancha? Nos ayudaría que se quede afuera (risas). Es un astro, un genio. Su juega, espero que no esté inspirado".


Fuente: Globo Esporte
 

 

Compartir Compartir Compartir

Lo más Popular

Post destacados de hoy