Habló el hincha que se tatuó a Messi

Habló el hincha que se tatuó a Messi

La emocionante historia de un brasilero fanático de Lionel Messi, se tatuó toda la espalda y el crack se lo firmó.

Muchas historias conocemos sobre fanáticos que inmortalizan imágenes, fechas, firmas en partes de su cuerpo para que los acompañen de por vida, pero la historia de Igor Magalhaes vale la pena ser contada.

Las previas que se viven en esta Copa América genera el conocimiento de muchas historias, Ivan Magalhaes vive en Brasilia y viajó hasta Porto Alegre para decorar su espalda con Lionel Messi y una acción que a él lo emocionó hasta las lágrimas.

El mismo Lio Messi respondió por instagram "Terrible tatuaje, me gustaría verlo y firmarle", esto respondió el jugador argentino en el sitio de TyC Sports.

"Cuando vi el comentario me asusté porque creí que era malo, que se había enojado" el mismo fanático también sufre los gastos de semejante demostración de amor. "Me costó 10.000 reales (2.000 dólares) y lo sigo pagando"

Todo tatuaje lleva un cierto dolor según la zona, pero a Igor poco le importa, "Me dolió pero por Lionel Messi valió la pena. Fueron tres días de seciones de doce horas diarias"

El tatuaje muestra un festejo muy particular de la pulga, "ese día me impactó y me emocionó la manera en el que festejó el gol Lionel. Ya tenía una promesa hecha en 2014, si Messi ganaba el Mundial aca en Brasil me hacía un tatuaje pero apareció Gotze..."

El próximo sueño de Igor Magalhaes era que el mismo Lio Messi le firme el tatuaje, "Que Messi me firme el tatuaje sería algo inimaginable, me hago ese tatuaje arriba de la firma".

Viajó de Brasilia a Porto Alegre a tatuarse ya que ninguno lo convencía en su ciudad, y contactó a un tatuador que había diseñado uno de Michael Jordan que lo había deslumbrado.

"Messi por favor quiero conocerte, es mi sueño, te amo, sos lo más, despues de mi familia y mi novia"

Tras todo lo conocido, en el marco de la concentración que realizaba Argentina previo al partido con Paraguay, antes de suburse al micro que trasladaría al plantel para un nuevo entrenamiento, Lio Messi se acercó hacia las vallas y al ver a Igor, cumplió su promesa.

"Pensé que Messi no iba a parar. Lo vi, me miró y me puse de espaldas. No hay baño hasta tatuarme de nuevo. estoy felíz para siempre, no hay más palabras para describir esto. Le quiero decir muchas gracias a todo el pueblo argentino"...salúd.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias