En 1973, Independiente conquistaba su cuarta Copa Libertadores

Se cumplen 39 años de aquél inolvidable gol de Miguel Ángel Giachello frente a Colo Colo, que significó la obtención de la cuarta Copa Libertadores para el actual Rey de Copas, el Club atlético Independiente, que con 7 conquistas en 53 años de competencia, sigue manteniendo la chapa del más ganador.

Independiente, que había salido campeón de las ediciones 1964-1965 y 1972, llegaba a la copa del 73' como defensor del título y tal como lo establecía el reglamento, el campeón ingresaba desde la fase de semifinales, algo que bien aprovechó el equipo dirigido en ese momento por Humberto Maschio, que había ganado la Libertadores como futbolista en 1967, con Racing, el clásico rival.

El Rojo integró el cuadro de semifinales junto a Millonarios de Colombia y San Lorenzo, de Argentina. De los cuatro partidos ganó los dos en condición de local, empató contra San Lorenzo de visitante y perdió ante los colombianos en Bogotá. De cualquier manera clasificó primero del grupo.

Ya en las finales, en el partido de ida jugado en Avellaneda frente a Colo Colo, fue empate 1 a 1 (Mario Mendoza (I) y Francisco Sá (I) en propia puerta). La revancha repitió resultado aunque esta vez fue igualdad en cero, lo que motivó a un tercer y definitivo partido.

El 6 de junio de 1973, en el estadio Centenario de Montevideo, Independiente saltó al campo con Miguel Santoro; Eduardo Comisso, Miguel Ángel López, Francisco Sá, Ricardo Pavoni, Rubén Galván, Miguel Ángel Raimondo, Alejandro Semenewicz, Daniel Bertoni, Eduardo Maglioni (Ricardo Bochini 69'), Mario Mendoza (Miguel Ángel Giachello 75').

Al minuto 25 del primer tiempo, fue Mario Mendoza quien abrió el marcador, pero a los 39' apareció quien sería el máximo artillero de aquella edición(9), Carlos Caszley, para igualar las acciones.

El partido moría en empate, el entrenador de los diablos rojos mandó al campo a Giachello en lugar de Mendoza a falta de 15 minutos para el final. Fue precisamente "Giacho" quien en tiempo suplementario, tomó el rebote del arquero Nef, para inflar la red y así ponerle final al suspenso.

De esa manera Independiente colocaba una nueva Copa Libertadores en sus vitrinas, que se agrandarían con las conquistas de 1974, 1975 y 1984.

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy