INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

En 1980, el “Gordito” Maradona le metía cuatro goles a Boca

Hubo un día en que nació el romance entre él y La Doce. Hubo un día en que silenció las críticas de Hugo Gatti, el mismo que en la previa se había mofado de él. Hubo un día en que Argentinos goleó a Boca 5-3 y se clasificó a la rueda campeonato. Todo eso pasó el mismo día, aquel en que Diego Maradona marcó cuatro goles. Un día como hoy, hace 33 años, el “10” anotaba por primera y única vez por cuadruplicado jugando para un equipo argentino.

El Loco Gatti había dicho en la previa que a Maradona lo estaban inflando y que por ahí en unos años iba a ser un gordito. Y el Diego, a sus 19 años, ya mostraba la lengua filosa y no se achicaba ante el ídolo boquense: “Mirá… lo de Gatti yo creo que es un problema de locura. Porque él fue, ya no es. Para mí fue un gran arquero. Pero hoy Gatti no es nadie. (…)Que siga diciendo lo que quiera, que yo, mientras le haga goles, voy a estar tranquilo. Me dolió esto, no debió decirlo aunque lo haya pensado. Por respeto a mi persona. Yo a él nunca le dije nada. A no ser que esté enojado por lo goles que le he metido”.

Los goles fueron de diversa y muy buena factura. Tras los dos últimos, así como al final del partido, la hinchada de Boca lo aplaudió. Así los recuerda Diego:

El primero. “La recibí por la derecha, la tiré al medio del área con un zurdazo de ¨rabona¨ y le pegó en el brazo a Hugo Alves. El penal lo tiré suave, a la derecha de Gatti; el se tiró a la izquierda”.

El segundo. “Me fui con la pelota por la derecha, a cuatro o cinco metros de la banderita del córner y en diagonal hacia el centro de la cancha. Ruggeri me hizo foul, ellos se desconcentraron un poco, aproveché y pateé enseguida. La pelota se metió arriba y en el segundo palo”.

El tercero. “La trajo Pasculli como puntero izquierdo. Yo piqué por el medio, me la tiró perfecta al borde del área, lo sobró a Abel Alves y entonces la bajé con el pecho. Después me fui más a la derecha y cuando salió Gatti se la toqué de cachetada, suave, al segundo palo”.

El cuarto. ““Tiramos una pared con Pasculli, me fui por el medio y Abel Alves me hizo foul desde atrás, me parece que ya estando dentro del área. El referí lo cobró afuera, del centro un poco hacia la derecha. Como en el gol de Espíndola, Vidal se puso delante de Gatti aprovechando que ellos ponían a Hugo Alves al lado de un palo y entonces no había offside. Le pegué fuerte, al palo del arquero y la pelota se metió arriba”.


Fuente: El Gráfico
 

 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.