INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

EL BAÚL DE LOS RECUERDOS DE LA LIBERTADORES / NOTA 3

En Caracas nace la Copa Libertadores de América

En todos los tiempos y en todas las actividades en que se expresan las sociedades, el manejo político de las acciones tiene una gran importancia. Aquel final del mes de marzo de 1959, durante la disputa del Campeonato Sudamericano de Buenos Aires, ofrecía a nivel de la Confederación una escenografía conflictiva.

Colombia, Ecuador y Venezuela -países considerados entonces pequeños en lo futbolístico-, se habían unido ante la discriminación sufrida por parte de Argentina, organizador del Sudamericano, por no haber sido invitados a participar del torneo. La continuidad del certamen de selecciones más antiguo del mundo (el Campeonato Sudamericano) estaba en duda, no sólo por este motivo. Brasil, ahora Campeón del Mundo, reclamaba cobrar un cachet por participar de esta competencia.

Por su parte, Brasil, Argentina, Chile y Paraguay estaban unidos impulsando el proyecto para la creación de la Copa de Clubes Campeones de América del Sur. Uruguay se oponía argumentando que su puesta en marcha asestaría al Campeonato Sudamericano el golpe mortal que faltaba para eliminarlo del calendario. Esta posición acercaba a los uruguayos a los países del Pacífico que se habían visto desairados en esa ocasión.

Un uruguayo asume la presidencia de la Conmebol

En medio de este panorama confuso, un elemento agregaba motivos para aumentar las divisiones, pero, al mismo tiempo impulsaba la necesidad de acuerdos políticos para sumar voluntades. En el orden del día de la reunión de la Confederación Sudamericana de Fútbol del jueves 26 de marzo de 1959, figuraba la elección del nuevo Presidente y Tesorero del organismo. El Congreso fue presidido por el brasileño Abilio D’Almeida.

En ese momento el mecanismo de elección determinaba que las Asociaciones que lo deseaban, se postulaban como aspirantes al cargo. Uruguay y Perú manifestaron esa voluntad. Realizadas las gestiones propias de estos casos "el bloque del Pacífico con Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela aventajaba en dos votos, 6 contra 4, al del Atlántico formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay", informó "El País" de Montevideo. "Pero las cosas se plantearon de tal manera -agrega el matutino-, que poco antes de la reunión del Congreso, Perú retiró su candidatura al lograr Uruguay las adhesiones de Colombia y Ecuador".

Fermin SorhuetaFermín Sorhueta, de Uruguay, presidente de la Conmebol del 05.03.1959 al 15.12.1961. (foto: Conmebol)

 

Proseguía la crónica indicando que "Instantes después se llevó a cabo la votación para Presidente y Tesorero. Para la presidencia Uruguay obtuvo 8 votos a favor y dos en blanco (Bolivia y Perú) y para la tesorería Colombia logró siete. Conocido el resultado, el delegado uruguayo Cr. Saturno González anuncio que AUF designaba para el cargo al Sr. Sorhueta, cuya personalidad deportiva elogió. El delegado colombiano, dijo que proponía para la Tesorería a Eduardo de Castro. En caso que Perú hubiera alcanzado la presidencia, el candidato de esa Federación era el Sr. Nicanor Artega".

Fermín Sorhueta ocupaba desde 1957 el cargo de presidente de AUF. Se trataba de un hábil político perteneciente al gobernante Partido Colorado en ese país, habiéndose desempeñado como Ministro, Senador y Diputado.

En esa misma reunión, "El delegado de Ecuador, Sr. Federico Muñoz Medina, solicitó fuese escuchado, pues hoy partiría para su patria y no podía, en consecuencia, concurrir a la sesión final del Congreso -continúa informando "El País"-. Invitó a todos los países afiliados a asistir en el mes de diciembre a un Campeonato Sudamericano Extra a realizarse en Guayaquil, con motivo de la inauguración de un estadio con capacidad para 75.000 espectadores, perteneciente a la Federación Deportiva Nacional, que él preside. Puesta a votación la moción del Sr. Muñoz Medina, tuvo unanimidad. Con palabras elogiosas de despedida al representante ecuatoriano, pronunciadas por varios delegados, finalizó la sesión".

En la siguiente reunión, el 31 de marzo "Se resolvió rechazar el proyecto brasileño-chileno sobre la organización estable del Campeonato de Clubes Campeones de América". En los hechos, el original planteo de Chile para la puesta en marcha del certamen, contaba con el apoyo de Brasil y Paraguay. Decididamente en contra se había manifestado Uruguay, en tanto los países del Pacífico y Bolivia no tenían posición tomada, por cuanto oficialmente recién se había sometido el tema a estudio.

En la mañana del sábado 4 de abril Fermín Sorhueta asumió el cargo de presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y en horas de la noche Argentina se consagró Campeón Sudamericano al empatar con Brasil 1 a 1. Al día siguiente, domingo, en la sede de la AFA se efectuó la sesión de clausura del congreso de la Conmebol. Se proclamó al campeón y se entregaron los trofeos y las medallas.

En esa misma reunión, teniendo en cuenta los diversos temas que estaban sobre la mesa sin que se adoptara definición, "Se resolvió realizar un Congreso Extraordinario en julio próximo en Caracas para analizar la restructuración de los Campeonatos Sudamericanos. Asimismo se ratificó la realización del Sudamericano Extraordinario en Guayaquil durante el mes de diciembre; la disputa del Campeonato Sudamericano ordinario en La Paz, en 1961 y en el mismo año la realización del Sudamericano Juvenil que se repetirá cada dos años", informó "El País" de Montevideo.

En Caracas existía ambiente divisionista

Tal como entonces era de uso y estilo, al cambiar el Presidente, la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol se transfirió desde Río de Janeiro a Montevideo donde residía el nuevo titular. Desde allí se libró la convocatoria para el Congreso Extraordinario, fijándose el mismo para el 30 de julio en Caracas.

Raúl ColomboRaúl H. Colombo, de Argentina, presidente de la Conmebol entre 15.12.1961 y 01.05.1966. (foto: Conmebol)

 

A la reunión de Caracas no asistió por enfermedad el presidente Fermín Sorhueta. En cambio se encontraba el uruguayo Celestino Mibelli, entonces asesor de la Confederación, una figura señera que había participado desde 1910 junto con el Dr. Héctor R. Gómez, en el proceso fundacional de la Confederación y la creación del Campeonato Sudamericano. Los dirigentes se alojaron en el Círculo Militar donde también se llevaron a cabo las reuniones ordinarias, luego de la sesión inaugural que se celebró en la Casa de los Deportes.

"El Diario" de Montevideo, informó que "El Congreso de Caracas comenzó en un clima realmente adverso y desfavorable, con firme propósito de los países del Pacífico de provocar una división en el seno de la Confederación (...) Es decir, una interferencia importante que ganó cuerpo en los primeros debates y que según los delegados compatriotas Mibelli y Luis Tróccoli, costó trabajo destruir para encauzar las tareas debidamente".

Al considerarse el primer punto del orden del día, no se adoptó una resolución definitiva y concreta. Se estableció que "para la futura organización de los Campeonatos Sudamericanos (N. de R. el próximo tenía que disputarse en Bolivia en 1961), el país patrocinador podrá estudiar las fórmulas que mejor convengan a su realización, pudiendo optarse por partidos eliminatorias previos y luego una ronda final, o seguir con el régimen actual de jugar todos contra todos en una rueda por puntos. Apenas en lo económico existirán modificaciones, ya que al margen de lo que la entidad organizadora pueda establecer con cada participante, se fijó una retribución mínima de 5.000 dólares y un viático diario de 250 dólares para cada delegación, además de los pasajes y el hotel".
Posteriormente, se confirmó la realización del Campeonato Sudamericano Extraordinario en Guayaquil para diciembre próximo.

En los hechos las dos decisiones permitieron superar el clima divisionista. Se aseguraba para el futuro la participación de los 10 países sudamericanos en el torneo, aunque tuviera que jugarse una ronda eliminatoria. De hecho, esto acontecerá en 1967. Y se confirmaba a Ecuador como sede de lo que la historia recogerá como el último torneo Extra.
En lo económico, con elegancia se aceptaba el criterio de Brasil amparándose su pretensión de cobrar un caché especial por su condición de Campeón del Mundo.

"Finalmente el Congreso había decidido, basándose en cuestiones de procedimiento, no considerar la idea de la Copa de Clubes Campeones", informó AP desde Caracas el 3 de agosto.

Fue en ese momento que el presidente de la AFA, Raúl H. Colombo, visiblemente irritado exclamó:
"No vine de tan lejos para no hacer nada", y acto seguido se levantó y se fue, abandonando el Congreso y el alojamiento del Círculo Militar.

"El Sr. Colombo volvió al Congreso -señala el referido cable de AP fechado-, después de gestiones que se hicieron para que éste no terminara en un fracaso". Los dirigentes revieron la resolución y se abrió la discusión del tema sobre el Sudamericano de países y la creación de la Copa de Campeones. Sobre esta última, el delegado de Uruguay, Luis Tróccoli, realizó una extensa exposición fundamentando la negativa de su país, en tanto Venezuela planteó sus dudas. Finalmente, esa reunión del 2 de agosto de 1959, en el Círculo Militar de Caracas se convertiría en histórica.


"El Diario" de Montevideo reproduce, también el 2 de agosto de 1959, el cable de AP.



Con 8 votos a favor y uno en contra (Uruguay), además de la abstención de Venezuela, la Confederación Sudamericana resolvió por mayoría la creación de la Copa de Campeones (así se la llamó). También se dispuso que en una futura reunión a llevarse a cabo en Santiago de Chile se confeccionaría el reglamento del nuevo certamen que nacía, ahora con la base de dos proyectos: el denominado "brasileño-chileno" y el presentado exclusivamente por Argentina. Las diferencias no se encontraban en la parte deportiva, sino en las económicas...

Resulta interesante destacar la personalidad de Raúl Colombo. Político estrechamente vinculado al Partido Radical de la Argentina y al presidente de la República, Dr. Arturo Frondizi, merced a ese apoyo no solo había logrado superar el temporal originado por el fracaso de Argentina en la Copa del Mundo de Suecia 1958, sino que proyectaba su figura hacia más alto destinos en la Conmebol. En el Congreso de marzo en Buenos Aires, Colombo había llevado a todos los dirigentes a visitar al presidente Frondizi en la Casa Rosada.

La reunión de Santiago

Presidido por Fermín Sorhueta sesionó el Congreso entre el 27 y 30 de agosto de 1959. Los dirigentes que asistieron fueron los siguientes: Luis Chamizo (Argentina), Luis Portugal (Brasil), Alfredo Galindo (Bolivia), Juan Goñi, Antonio Lozada y Carlos Novoa (Chile), Jorge Guzmán (Colombia), Rinaldo Pereira (Paraguay), Augusto Moral (Perú) y Wáshington Cataldi y Juan Carlos Bracco (Uruguay). En la sede de Wanderers de Valparaíso, campeón del fútbol de Chile, el presidente de la Federación, Juan Goñi, dio la bienvenida. El titular de la Conmebol, Fermín Sorhueta, solicitó la colaboración de los delegados con el fin de que fuera una realidad la iniciativa del torneo de clubes campeones.

El dirigente argentino Chamizo propuso que ya en ese año 1959, del 15 de septiembre al 30 de octubre, se llevara a cabo el nuevo certamen con los campeones de 1958. La ponencia fue rechazada.

Luego del debate se aprobaron las líneas generales del reglamento fusionando los dos proyectos que existían; se decidió que la competencia se llamara " Libertadores de América" y se fijó su disputa entre el 15 de abril y el 15 de junio de 1960 con aquellos equipos campeones de sus países en 1959 que se inscribieran para participar con anterioridad al 31 de diciembre. Quedó establecido que con un mínimo de cuatro clubes campeones anotados, el torneo se ponía en marcha. La incógnita sobre el número de inscriptos impidió fijar la forma de disputa (en zonas, por eliminación o todos contra todos), quedando claro que se iban a jugar, en cualquier caso, partido y revancha con régimen de local y visitante.
En cuanto al régimen económico se estableció que de las recaudaciones, el 40% sería para la Confederación para gastos imprevistos. El 60% restante se dividiría en dos partes: el 40% para el local y el 60% para el visitante.

Se creó una Comisión Organizadora con amplios poderes para tomar decisiones sobre temas urgentes, inclusive cuando el torneo estuviera en marcha. Quedó integrada con el presidente de la Confederación, Fermín Sorhueta (Uruguay); el Secretario Lydio Quevedo (Paraguay) y el Tesorero, Eduardo de Castro (Colombia).

Guayaquil y Montevideo

El Congreso celebrado en Guayaquil coincidiendo con la disputa del Campeonato Sudamericano de Selecciones en el que no participó Brasil, se llevó a cabo el 8 de diciembre de 1959. El delegado de Chile, Vasco Sepúlveda reiteró que "Mi país está particularmente interesado en ratificar la resolución que crea el Campeonato de Campeones, para el cual ya existe acuerdo en principio y que se proyecta disputar anualmente con la participación de los equipos campeones de los 10 países miembros de la Confederación Sudamericana". La Secretaria distribuyó el texto del reglamento con algunas modificaciones relacionadas con la parte económica.

Al culminar diciembre, se recibieron en la sede de la Conmebol que funcionaba en la vieja casona de la AUF sobre la Avda. 18 de julio de Montevideo, las anotaciones de los campeones de 1959 de ocho países. El presidente Sorhueta convocó para una reunión el 15 de febrero en Montevideo, a las ocho Federaciones que inscribieron a sus clubes. Ecuador y Venezuela no registraron a sus instituciones coronadas.

En la reunión se aprobó el reglamento definitivo que, a la luz de las ocho inscripciones recibidas, preveía la disputa del torneo con el sistema de copa, es decir partido y revancha con clasificación por goal-average en la primera fase y con la disputa de un tercer partido en las semifinales y finales en caso de igualdad de puntos. Luego se procedió a efectuar el sorteo el cual arrojó los siguientes cruces:

Grupo I: San Lorenzo (ARG)-Esporte Clube de Bahía (BRA), club que había dado la sorpresa, en 1959 en Brasil, al vencer en la final al Santos de Pelé.
Grupo II: Campeón de Uruguay -que no se conocía ya que la final del torneo de 1959 se iba a disputar el 20 de marzo de 1960- ante Jorge Wilstermann (BOL)
Grupo III: Universidad de Chile-Millonarios (COL)
Grupo IV: Olimpia (PAR)-Universitario (PER). El dirigente peruano que asistió pidió y se le concedió, un plazo de dos semanas para confirmar la participación de los cremas cuya inscripción fue en carácter condicional.

En último término, el Dr. Joao Havelange, presidente de la Confederación Brasileña, dio cuenta del resultado de sus gestiones ante la UEFA, realizadas en octubre de 1958, urgiendo una definición para que en ese año 1960 se pusiera en marcha la Copa Intercontinental. Por unanimidad se aprobó la propuesta disponiéndose que las fechas del campeonato de clubes se adecuaran, sin interferir en la actividad local de los países, para que el Campeón de América estuviera consagrado con tiempo para poder disputar la Copa Intercontinental.
 

Próxima nota: El primer partido y el primer gol de la historia de la Copa Libertadores

 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.