Fue a patear el penal, se cayó y encima fue amonestado

Patear un penal se tornó una situación de alto temple para aquellos que toman la responsabilidad de hacerlo. Uno puede fallaro, es cierto, pero la forma de ejecutarlo siempre será un motivo de discusión, que servirá de consuelo o no.

Lo que le sucedió a este jugador es la muestra más grande jamás vista en lo que a dudas respecta, a la hora de patear, resultando en una caída y encima, posterior amarilla.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy