LA LEYENDA

Ghiggia y el gol que silenció 200 mil almas

Un gol que jamás morirá. El fútbol recordará siempre aquel momento histórico. 

El 16 de julio de 1950, Uruguay logró su máxima hazaña futbolística: consagrarse campeón del mundo en el Maracaná, ante 200 mil personas y contra el anfitrión, Brasil. Pero esa utopía se transformó en realidad gracias a Alcides Edgardo Ghiggia, un joven futbolista de Peñarol que enmudeció al país organizador con su gol.

Corría el minuto 34 del segundo tiempo y el encuentro estaba empatado para sorpresa de los locales. Pero Ghiggia fue por más y no perdonó. Capturó el balón por banda derecha y encaró directamente al arco, apenas ingresó al área no pensó y remató sin dudar.

Moacir Barbosa Nascimento, arquero de aquella selección brasileña no tuvo la mejor reacción. El balón se le escurrió por debajo de su cuerpo y Ghiggia marcaba el 2-1. Estupor en un Maracaná que veía como Uruguay se llevaba la Copa del Mundo.

“La pelota entró justo contra el palo. Cuando el portero se tiró, ya estaba adentro. Yo estaba contento porque había hecho el gol del triunfo pero te daba tristeza ver las tribunas. La gente lloraba y estaba desesperada” confesaba en su momento Ghiggia.   

Compartir Compartir Compartir

Lo más Popular

Post destacados de hoy