Hace 22 años, la Libertadores se jugaba por primera vez en suelo estadounidense

Ocurrió un 31 de marzo de 1991, América de Cali y Atlético Nacional tuvieron que viajar a Miami, a jugar en el Orange Bowl, un escenario utilizado por el equipo de fútbol americano de la ciudad, que fue adecuado dado que ambos clubes habían sido sancionados por las amenazas para con los árbitros.

Lo cierto es que debido a esta inofrtuita situación, Estados Unidos vio por vez primera acción del torneo más importante del contiente, en partido válido por el Grupo 5 de aquella edición, el cual estaba compuesto por ambos colombianos y los venezolanos U.A Táchira y Sport Marítimo.

Un grosero error del arquero de Nacional, René Higuita desembocó en el único tanto del partido marcado por intermedio de Anthony de Ávila, al minuto 35 de la primera mitad. Fue triunfo del equipo dirigido en ese entonces por Gabriel Ochoa Uribe, que encontraría nuevamente a Nacional como rival en Tercera Fase, pero que en dicha instancia quedaría en el camino.

El 5 de abril se disputó una doble jornada en el estadio naranja de Miami. Primer jugaron América contra Sport Marítimo, con triunfo colombiano por 2 a 0, y más tarde, Nacional igualó en cero frente a U.A Táchira. El día 7 se jugó por última vez, también en doble participación el Nacional 2-2 Sport Marítimo y América 3-2 U.A Táchira.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy