INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

Hace 40 años se retiraba Spencer, el máximo goleador de la Copa

Apenas aterrizó en Ecuador, Palmeiras le ofreció una interesante suma de dólares para que se incorpore a sus filas. La oferta era tentadora, muy difícil de rechazar para un jugador de 35 años. Pero Alberto Spencer dijo que no, que la decisión ya estaba tomada. Y entonces aquel 21 de junio de 1972, en el partido que su selección nacional empató ante Irán por la Copa Independencia de Brasil, terminó siendo el último partido como profesional de quien es considerado el mejor futbolista ecuatoriano de todos los tiempos.

Ese día le decía adiós al fútbol el máximo goleador de la historia de la Copa Libertadores. El hombre nacido en Ancón, península de Santa Elena, el 6 de diciembre de 1937 totaliza 54 goles en 87 partidos del torneo continental. Convirtió 48 de esos tantos en Peñarol, mientras que los seis restantes los marcó en el Barcelona de Guayaquil.

Fallecido en Cleveland en noviembre de 2006 a los 68 años a causa de un problema cardíaco, Spencer se radicó en Montevideo tras su retiro como jugador, donde lo nombraron cónsul de Uruguay. Y es justamente en la capital de este país donde descansan sus restos, tal como fuera su deseo.

¿Por qué tanto arraigo a las tierras rioplatenses? Porque fue Peñarol el club de su vida. Allí jugó una década (1960-1970) luego de su debut en Everest de su país (1953-1959). Los últimos años como futbolista los haría en Barcelona de Guayaquil. A nivel de clubes, convirtió 466 goles: 326 para el Manya, 101 en su primer equipo y 19 en Barcelona.

A partir de sus goles, el Carbonero vivió una de sus épocas de mayor resplendor. Allí, Spencer conquistó tres Copas Libertadores (1960, 1961 y 1966) y dos Copas Intercontinentales (1961 y 1966).

Pese a su decisión de afincarse en Montevideo, tras su retiro dirigió a varios equipos: Universidad Católica de Quito (1973-1974), Emelec (1975-1976), Huracán Buceo de Uruguay (1977), Liga de Portoviejo (Ecuador, 1979), Técnico Universitario (Ecuador, 1981), Liverpool de Uruguay (1982) y Guaraní de Paraguay (1982).
 

 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.