Las cosas del fútbol

Increíble: Tahití, la cenicienta de la Copa Confederaciones 2013, tiene un sólo jugador profesional

La Selección de Fútbol de Tahití tendrá seguramente el compromiso más impoirtante de su historia, pasada y futura quizá, cuando debute el próxima 17 de junio en la Copa FIFA Confederaciones ante Nigeria en el estadio Mineira de Belo Horizonte.

Pero, ¿cómo es que llegó Tahití a la Copa Confederaciones?. El pequeño isla, la más grande de la Polinésia Francesa, parte de Oceanía, es el campeón de la Copa de las Naciones, el máximo torneo de selecciones de Oceanía, que no tiene ya a Australia como gran ganador desde que estos se fueron a la Federación Asiática, y que no tuvo en Nueva Zelanda un digno rival, ya que ni lo enfrentó.

Tahití ganó su grupo holgadamente y en las fases de eliminación ganó sus dos partidos, incluida la final, por la mínima diferencia para coronarse como el mejor.

 

"Hay que ser realistas, somos un equipo de amateurs. Pero estar en Brasil va a ser positivo para nuestro fútbol", sostuvo Vahirua. "Somos un grupo de amigos y jugamos todos desde pequeños", agregó

 

Pero lo asombroso de este seleccionado no se detiene aquí. En su plantel apenas cuenta con un jugador profesional. El resto son todos amateurs y están desocupados, para colmo. El hombre en cuestión, el único que es futbolista en sí se llama Marama Vahirua, tiene 33 años y juega en el Panthrakikos FC.

Aunque es francopolinesio de nacimiento, como se los conoce a los nacidos en Tahití, Vahirua hizo una gran campaña en el fútbol francés, de donde tiene la nacionalidad, habiendo jugado en el Nantes FC, Niza, FC Lorient, Nancy, el AS Monaco y hasta en la Selección Sub-21 de Francia.

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy