UN GLADIADOR

Jonathan Maidana, el único jugador que se fue al descenso y resucitó con River

El defensor fue el único futbolista de este plantel que descendió con River en 2011 y luego de un largo proceso consiguió ser una de las figuras en la consagración de la Copa Libertadores 2015.

Día 23 de junio de 2012. En el estadio Monumental terminaba la pesadilla que vivió River durante la temporada en la que estuvo en la segunda división del fútbol argentino. Cinco jugadores que ascendieron ese día estuvieron presentes en la consagración de la Copa Libertadores 2015 ante Tigres: Fernando Cavenaghi, Ramiro Funes Mori, Jonathan Maidana y Leonardo Ponzio fueron titulares ante Almirante Brown, mientras que Carlos Sánchez se lo perdió por una fractura en la clavícula.

Maidana tiene una particularidad, ya que es el único futbolista que también se fue al descenso con River. El defensor vivió el momento más feo de la historia del club argentino y se quedó a pesar de los problemas económicos en ese momento y de las ofertas que tenía para ser traspasado. Maidana la peleó y se transformó en pieza fundamental hasta convertirse en uno de los capitanes del equipo junto a Marcelo Barovero y Fernando Cavenaghi.

El jugador iniciado en Los Andes y que jugó en Boca (campeón de la Copa Libertadores 2007 junto a Nicolás Bertolo), Banfield y Metalist de Ucrania participó en todos los minutos durante el largo camino de este título. Vivió el duro momento en la fase de grupos y se transformó en gran figura a partir de octavos de final con Boca, marcó un gran gol de cabeza en Brasil ante Cruzeiro y no tuvo problemas en defender a dos duros delanteros como Federico Santander y André-Pierre Gignac en las semifinales y finales.

“Me tocó vivir etapas muy duras en el club, pero eso ya pasó. La clave estuvo en los cruces desde Octavos. Encontramos el equipo y hoy dejamos a River bien en alto”

Maidana tal vez es la figura silenciosa de este equipo de Marcelo Gallardo, pero nadie en River negará que se ha convertido en un emblema y así se lo demostraron con una gran ovación en uno de sus tanto quites en el partido. Se fue al descenso, se quedó y ascendió, la peleó durante años y le llegó la frutilla del postre: la Copa Libertadores. Un gladiador: Jonathan Maidana.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy