Empate sin goles en Santiago, Chile

La “U” de Chile y Santos quedaron a mano en la primera final (0-0)

Los méritos que ambos hicieron para llegar a disputar este trofeo internacional no pudieron ser plasmados en el campo de juego. Porque fútbol, goles y recursos tuvieron para ganarse un lugar en esta definición. Lo cierto es que ni el campeón de la Copa Libertadores 2011 ni el vigente campeón de la Copa Sudamericana consiguieron marcar y, al cabo, el partido de ida por la Recopa Sudamericana dejó a la Universidad de Chile y Santos en cero.

Hay, de acuerdo a lo que indica la localía, un equipo mejor posicionado que otro a priori. Porque al no haberse sacado ventajas en Santiago, será el Peixe el que hará hervir el Pacaembú el 26 de septiembre cuando brasileños y chilenos se vuelvan a cruzar para dirimir al ganador de un nuevo título internacional.

Quien más cerca estuvo de quebrar la valla rival fue la visita, que contó con la oportunidad más clara del juego: un penal que Neymar desperdició a los 18 minutos del primer tiempo, perjudicado por la lluvia y la cancha mojada. Hubo insinuaciones de ambos lados el resto del juego, pero a las buenas intenciones le faltó la claridad en los últimos metros para plasmar las aproximaciones en el marcador.

El clima jugó además su partido, ya que la incesante lluvia atentó no sólo contra Neymar en el penal, sino ante la precisión de los equipos, que si bien mostraron destellos de juego colectivo, no lograron imponer sus condiciones. Lo más interesante partió de lo que pudo ofrecer Neymar en compañía de Ganso y Patricio Rodríguez, jugadores de probado desequilibrio, y de la avanzada de los Azules en el complemento.

Nada definido en la Recopa Sudamericana entonces. En poco más de un mes, Santos y la “U” volverán a verse las caras. El 26, otro título continental se quedará en Brasil o viajará a Chile.
 

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy