INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

La altura en la Libertadores: ¿ventaja antideportiva?

Que la pelota no dobla, que viaja a más velocidad, que uno se ahoga y tarda 10 veces más en recuperarse, que es injusto, que no debe jugarse en esas condiciones...son algunas de las sentencias más comunes que toman protagonismo en el ambiente del fútbol cuando se cita a la altura.

¿Afecta tanto en el normal desempeño de un jugador? ¿Se sobredimensiona la problemática? ¿De qué ventaja se habla si Bolivia no va a un mundial desde 1994 y ninguno de los clubes ha conseguido títulos “gracias a la altura”?

A pesar de que este factor de debate lo comparten Ecuador, Perú y México, son particularmente los equipos bolivianos, los más señalados.

Lorgio: "No es más una ventaja"

“Hace tiempo ya nadie la tiene miedo a la altura. No es más una ventaja para nosotros, principalmente porque hay una muy buena preparación psicológica y física de parte de los rivales y porque la mayoría de los partidos se juegan de noche, cuando hay más oxígeno”, replica el experimentado jugador de Bolívar Lorgio Álvarez, ex jugador de Independiente de Argentina.

Álvarez, que disputó las últimas cuatro Copa América con su selección, no niega los efectos que produce la altura y ofrece una forma de combatirla: “Para partidos de Copa Libertadores, donde hay poco tiempo, si yo jugara en el llano y tuviera que ir a jugar a la Paz o Potosí, preferiría ir y volverme en el mismo día, evitando que el metabolismo de mi cuerpo sufra cualquier cambio”.

Roberto Avanzi: "Jugar a más de 2000 metros es injusto"

 Roberto Avanzi, uno de los deportologos y cirujanos más reconocidos de la Argentina, profesión que continuó una vez concretado su retiro del fútbol profesional allá por la década del 70’, comenta al respecto que “existe un alto grado de trastorno psicológico que influye de forma negativa por sobre lo físico. No hay que negar a la altura pero tampoco darle toda la importancia, es un error muy común.”

No es ahogo, es disnea: “En el llano, en un 1 litro de aire, por ejemplo, uno cuenta con 100 moléculas de oxígeno y helio, que provocan la normal respiración, pero si uno se eleva por sobre el nivel del mar, el número de moléculas disminuye mucho, por eso se genera la disnea, que se manifiesta en que hay que inhalar y exhalar más de lo normal, para poder llenar esa cuota de aire a la que uno está acostumbrado y necesita. El jugador piensa que está cansado, cuando no lo está. Lo que debe saber, es que si antes tardaba 10 segundos en recuperarse de una corrida, ahora tardará 50.”

directortecnicodefutbol.blogspot.com

"Es extremadamente difícil jugar en Potosí", dice Victor Zwengler, entrenador del Real Potosí.

Otro testimonio válido es el del entrenador de Real Potosí, el argentino Víctor Zwengler, quien argumenta que “es extremadamente difícil jugar en el estadio Ugarte” (3900 msnm) donde hacen de local. En lo que será su primera experiencia copera, Zwengler contó que él, junto a su cuerpo técnico, sufre hasta hoy los efectos de la altura: “A la noche te despiertas agitado, parece que te va a dar un paro, es duro acostumbrarse, pero se puede”.
 
“Los equipos de la liga que juegan en el llano y vienen a Potosí, primero que no quieren hacerlo, y segundo que traen equipos suplentes en general”, manifiesta Zwengler sobre los clubes bolivianos que se desempeñan en el llano y tienen que visitar la altura.

En cuanto a la preparación de los partidos, Zwengler  aclaró que prepara los partidos de manera diferente cuando les toca jugar de local, y que cuando a ellos les toca viajar al llano, no tienen problema ninguno, excepto el clima, que suele ser más caluroso y húmedo.

El veto

Decíamos que Bolivia fue el país que más padeció el tema de la altura, dado que en 2007, la FIFA empezó a escuchar los reclamos de confederaciones que se quejaban por tener que jugar a tantos metros por sobre el nivel del mar. Dichas asociaciones, sostenían que era injusto jugar porque se lo hacía en inferioridad de condiciones. Tal fue la fuerza que obtuvo la protesta que el organismo máximo llegó a vetar a la altitud, prohibiendo aquellos partidos que tuvieran que desarrollarse por encima de los 2500 metros sobre el nivel del mar.

Conocida la novedad, Bolivia acuñó al concepto de la universalidad del fútbol y replicó con toda la razón, que no se los podía “culpar” por haber nacido en tierras con altura. Esa coherente respuesta, más el apoyo del mejor jugador de la historia, Diego Maradona, fue determinante para que la FIFA retirara la medida.

Messi: "Es imposible" 

"Hoy le demostramos a la FIFA y a todos que se puede jugar en La Paz, yo con 47 años pude", sentenció Maradona en 2008, cuando jugó un partido a beneficio en el Hernando Siles de la capital boliviana (3600 msnm), junto a Evo Morales. Pero no todos coinciden con el astro futbolístico. "Personalmente creo que jugar en la altura es imposible", declaró Lionel Messi tras el lapidario 6-1 que su selección recibió en abril de 2009 frente a Bolivia en La Paz.

La descompensación de Carranza

Opiniones cruzadas habrá siempre y cada deportista hablará desde su experiencia. Aquí un video que tiene como actor a Luis Alberto Carranza, argentino que jugó en el estadio más alto del mundo, y tras convertir un gol que implicó una larga carrera, debió ser asistido con tubos de oxígeno. "El Beto", comparte lo vivido en aquél partido en el que Universitario de Deportes igualó frente al local.


Conclusión

La ciencia indica que la altura es un factor de origen natural que favorece a los equipos que están acostumbrados a jugar en dichas condiciones y en consecuencia, perjudica a quienes vienen del llano. Pero la realidad, es que por más ventaja que tengan los ecuatorianos, bolivianos, peruanos, colombianos y mexicanos, y todos aquellos clubes que saquen provecho de esta problemática, si no se tiene un equipo competitivo, la influencia que termina tomando la altitud es mínima. La altura no cabecea, no patea, no ataja.  A jugar más y a hablar menos.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.