INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

La exitosa y dramática vida de José María Buljubasich

El caso de José María "Tati" Buljubasich rompe con todo tipo de esquemas. El ex arquero argentino, campeón con River Plate en 2003 y con Universidad Católica en 2005, es dueño de una historia de vida tan dramática como exitosa. Fue hombre récord, se retiró del fútbol durante seis meses acusando desgaste mental, volvió. En 2005 fue figura de Católica campeón, y un año más tarde la vida le puso un tumor cerebral en su camino. Se operó, se repuso y retornó, para de esa manera, completar una carrera de vida que servirá de modelo para muchos.

Con el papel de víctima fuera del escenario, su relato suena desinteresado. Buljubasich minimiza con mucho temple el historial vivido: "Si pensaba antes en la posibildiad de sufrir un tumor, me volvía loco, moría de miedo, sin embargo, me di cuenta de que cuando le pasa a uno, saca algo de adentro para pelearla, que pensaba no tenía". "Tati", como es apodado en el ambiente, hace referencia a lo que sintió cuando le notificaron que sufría un tumor cerebral. Enfermedad que asumió con grandeza, se trató y venció en poco más de tres meses para luego volver a jugar al fútbol. 

Resulta extraño escuchar que un futbolista se retire acusando cansancio mental: "Me agotó River, todo lo que giraba alrededor del club, y eso que salimos campeones. Lo mediático me superó y fue generando un desgaste que terminó en reitro por un tiempo". Su regreso al fútbol fue en Unión Española, en 2004 y apoyado por su familia, futbolera por cierto. Tras una temporada positiva, desembarcó en Universidad Católica y tuvo un 2005 de lujo, llegando a la marca de 1352 minutos sin recibir goles (15 partidos) y ganando el Torneo Clausura de ese mismo año.

BULJUBASICH-460jpg"Al chileno y principalmente al hincha de Católica le estaré por siempre agradecido por el incondicional apoyo que me dieron. Si tenes un problema, lo tenes y punto, yo nunca esperaba depender de los demás para solucionar algo, que con o sin soporte, debía hacerlo", descarga emocionado Buljubasich en relación a que las muestras de afecto fueron una linda y necesaria motivación para seguir trazando objetivos durante su recuperación.

Hoy ocupa el puesto de Gerente Técnico, cargo que cubre con creces hace poco más de un año y en el que asegura estar tan contento como comprometido. "Siempre me quise dedicar a esto, nunca me orienté hacia la conducción técnica y demás, estoy feliz de trabajar para Católica, un Club que tanto me dio". Pese a haber formado parte del Club durante tres temporadas, Buljubasich creó un idilio con el hincha de Católica que está a la vista en cada comentario referido hacia su persona.

Fueron 18 años de vida dedicados al fútbol profesional. Buljubasich debuta en 1991, defendiendo lo colores de Rosario Central y se retira oficialmente en 2009, vistiendo la camiseta de Olimpia de Paraguay. Su extenso recorrido por el mundo futbolístico marca paradas en Tenerife, Lleida y Real Oviedo en España. Rosario Central, Los Andes y River Plate en Argentina. Morelia en México, Olimpia en Paraguay, y Unión Española y Universidad Católica en Chile. En 2005 estuvo 15 partidos sin recibir goles y se ubicó como el cuarto arquero en la historia en estar tanto tiempo sin sufrir un tanto, con 1352 minutos de imbatilidad.
abidal460jpg
Existe una larga lista de jugadores que fueron afectados por diferentes tipos de tumores. El caso más próximo en el tiempo fue el de Éric Abidal. El jugador francés, de 32 años, tuvo un tumor en el hígado detectado el pasado 15 de marzo, del cual se logró recuperar y volver dos meses después a la actividad.

lubo460x350jpg

El caso del búlgaro Lubo Penev se trató de un golpe de suerte. En un entrenamiento con el Valencia, allá por 1994, el futbolista recibió un balonazo en los testículos, que fue motivo de chequeo. En el mismo se descubrió la existencia de un cancer de testículo, el cual lo tuvo alejado de las canchas alrededor de un año. Finalmente logró regresar, fichó por el Atlético Madrid y fue campeón de la Copa del Rey y la Liga en 1996.

burgos460jpgGermán Burgos, actual ayudante de campo de Diego Simeone en el Racing Club de Avellaneda, de Argentina, sufrió un tumor en el riñón, el cual debía ser operado de suma urgencia. Fiel a su estilo y con ese humor que lo caracteriza, "el mono" dijo que se sometería a la intervención pero una vez que acabara el partido que tenía que jugar por la próxima fecha de la Liga Española en 2003.

Por último una perlita más de Buljubasich: En la semifinal por el Torneo Clausura chileno en 2004, atajó tres penales en la definición, en este video, se luce ante el crack nacional Marcelo Salas.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.