Inexplicable...

¿La expulsión más tonta de este 2013?

Dicha expulsión sucedió en un encuentro amistoso entre los seleccionados Sub-21 de Ucrania y Austria. Olesandr Noyok cometió una falta y fue bien amonestado, pero la pelota le volvió y tiró un taco sin ver que tenía un rival cerca.

El balón le pegó de lleno en el rostro, el árbitro no vio que había sido sin intención pero no perdonó las disculpas espontáneas del ucraniano y le sacó la roja y enviandolo a las duchas.

Mira el video de la graciosa y accidentada situación.

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy