¡MENOS MAL!

La historia de Jackson Martínez y su no llegada a Corea del Sur

El futbolista colombiano pudo jugar en el Ulsan Hyundai, luego de su paso por Independiente Medellín.

Jackson Martínez es un delantero intratable. Todo el mundo sabe eso, pero pocos conocen la historia que podía haber arruinado su carrera.

En 2009 el delantero colombiano buscaba una salida de Independiente Medellín. El futbolista, de 22 años en ese entonces, no tenía muchos pretendientes, es más, tenía uno solo: Ulsan Hyundai de Corea del Sur. El propio Jackson lo cuenta: "Firmé el precontrato con el Ulsan y, a la hora de enviarme el contrato, me lo mandaron en coreano. No entendía nada y pedí que me lo enviaran en español. Y lo hicieron con unas condiciones totalmente diferentes a las que me habían dicho. Eso me molestó mucho y pensé que no era serio. Fui respetuoso con ellos, pero tomé la decisión de desistir del Ulsan", confiesa años después el propio colombiano.

Fue así que Jackson Martínez frenó su fichaje con el equipo coreano hasta llegar al fútbol mexicano, más precisamente a Jaguares de Chiapas, aunque también se rumoreaba que en Argentina lo querían River Plate y Racing.

Ahora el delantero se convirtió en nuevo jugador del Atlético de Madrid, tras un pago del equipo español al Porto de 37 millones de dólares. Un precio inimaginable si Jackson se marchaba al fútbol coreano.

Compartir Compartir Compartir

Lo más Popular

Post destacados de hoy