INDIGNADOS

La ingeniosa protesta de los jugadores de Panamá tras el escándalo ante México

Tras la derrota por 2-1 en el tiempo suplementario con dos penales inexistentes, los dirigidos por Hernán Darío Gómez demostraron su disconformidad con un claro mensaje para la Concacaf escrito en las toallas.

Lo sucedido en la semifinal de la Copa de Oro entre México y Panamá es, cuanto menos, sospechoso. El equipo de Hernán Darío Gómez ganaba 1-0 y en el minuto 89, el árbitro Mark Geiger cobró un penal inexistente que se transformó en el empate de México y luego le regaló otro más en el tiempo suplementario para que el Tri diera vuelta el partido y se clasificara a la final.

Los jugadores de Panamá, indignados, hasta amenazaron con irse del campo de juego antes de que finalizara el partido, pero finalmente lo terminaron y aceptaron dignamente la derrota. No obstante, ya en el vestuario, todo el plantel se unió y manifestó su disconformidad con una idea genial: en las toallas escribieron “Concacaf ladrones” y debajo “corruptos”, al mismo tiempo que todos mantenían sus pulgares hacia abajo.

Lamentablemente, la sospechosa actuación de un árbitro volvió a ensuciar un partido de fútbol y a levantar todo tipo de dudas sobre la legitimidad de ese encuentro, justo en un momento en el que la Concacaf es una de las confederaciones más investigadas por corrupción.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy