La novela Messi - Barcelona - Bartomeu - Laporta - Koeman, desde el burofax hasta la salida de Leo La novela Messi - Barcelona - Bartomeu - Laporta - Koeman, desde el burofax hasta la salida de Leo

La novela Messi - Barcelona - Bartomeu - Laporta - Koeman, desde el burofax hasta la salida de Leo

Lionel Messi ya había avisado con el Burofax, atacó a Bartomeu en distintas entrevistas, luego Laporta, le trajeron a Ronald Koeman, ganó la Copa America y con el enemigo en casa, se fue a buscar otra.

Cuando una historia tiene un final, debemos repasar los últimos acontecimientos y entenderemos por qué se llegó a este cierre. El final es la salida de Lionel Messi del Barcelona, retrocedemos en la historia.

Lionel Messi tuvo sinsabores como jugador del Barcelona, pero pocos o ninguno como el 2 de agosto en Lisboa en manos del Bayern de Múnich, en los cuartos de la Champions, en que por quinta temporada consecutiva se quedaban los azulgrana lejos de la final. Su imagen en el vestuario, desolado, cabizbajo, era la primera señal de su tristeza. Y de un año de suspenso, acaso de terror para los aficionados del Barcelona.

El primer corto, o más que eso, que se vivió fue el 25 de agosto, cuando se conoció el burofax que había remitido al club solicitando su carta de libertad. Alegaba que estaba a tiempo de hacerlo, según su interpretación del contrato, pues le permitía pedirlo a 20 días del final de la temporada, que concluyó mucho más tarde a causa de la pandemia. Pero el entonces presidente, Josep Maria Bartomeu, mantuvo firme que el 10 de junio había vencido esa cláusula y Messi dio un paso atrás.

"Jamás iría al juicio contra el Barcelona, es el club de mi vida", defendió como argumento cuando el 4 de septiembre concedía una entrevista al portal Goal.

La salida de su amigo, hermano, confidente Luis Suárez, lo sacaron para que recale en el Atlético de Madrid, y como manejó el club azulgrana ese tema, también dolió especialmente al crack argentino.

No se escondió Messi al criticar a Bartomeu, del que dijo que "me mintió en muchas cosas", cuenado era entrevistado en diciembre por un colega de La Sexta. En aquella charla, confesó que no se arrepentía de haber enviado el burofax porque realmente había querido irse del Barcelona, y aseguró que todavía no había tomado ninguna decisión sobre su futuro.

La llegada de Ronal Koeman, más allá que con el correr de los días parecía haber un respeto mutuo, la llegada de un ícono de la historia del Barcelona, para aplicar ciertas normas estrictas, era una manera de quitarle la alegría a Messi.

Distintos momentos, situaciones que generan desgaste, cuando pretenden que te vayas no queda otra que molestarte sistemáticamente, como en las faltas en la cancha. A Messi primero fue uno el que le pegó, despues le aplicó un golpe otro protagonista y el final se dio con el cambio de contrato y un presidente que ya estaba cansado del Clan Messi.

 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias