A 19 AÑOS DE SU RETIRO

La tremenda historia de David Busst

Jugaba en el Coventry City y a los 28 tuvo que dejar el fútbol luego de que lo operaran ¡26 veces! de una fractura de tibia y peroné que había sufrido en un partido de Premier League ante el Manchester United. Casi dos décadas más tarde, tiene la pierna totalmente deformada.

El fútbol suele tener situaciones de mucha alegría y otras de profunda tristeza, pero lamentablemente también tiene momentos de un dolor inexplicable, que hasta pueden ponerle fin a la carrera de un jugador.

El 8 de abril de 1996, David Busst estaba feliz de poder jugar para su equipo, el Coventry City, ante un grande como el Manchester United por la Premier League. Sin embargo, en una jugada totalmente desafortunada, se chocó con Dennis Irwin y Braian McLair y sufrió una fractura de tibia y peroné que recorrió el mundo como una de las lesiones más impactantes de la historia del fútbol.

"Me querían operar de inmediato, pero no podían porque había comido antes del partido. Pensaron hacerlo mientras estaba despierto y me negué. Estuve despierto cuando me quitaron la bota y la media. Me dolía muchísimo. No llegaba la sangre a la herida y tuvieron que girar la parte posterior del gemelo 45 grados", le contó Busst al diario Marca.

"En los primeros doce días, tuve diez operaciones y contraje la bacteria del Staphylococcus aureus, que fue lo que me retiró del fútbol, no la fractura. Muchas de las operaciones fueron para abrirlo todo y limpiar la herida. Es un bicho asesino que llegó por haber sufrido una operación masiva, en la que me injertaron músculos de la espalda", relató el exjugador, recordando el motivo por el cual tuvo que abandonar su carrera prematuramente.

En total fueron 26 las operaciones a las que se sometió Busst, y hoy, 19 años después, así tiene la pierna derecha.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy