¿FUE PENAL?

Sergio Ramos recibió un duro golpe de Lucas y ¡terminó sangrando!

El capitán del Real Madrid tuvo en su cabeza la apertura del marcador pero un  golpe del defensor del Atlético Madrid hizo desviar su cabezazo. Inmediatamente los compañeros de Sergio Ramos pidieron penal, el árbitro no compró y el central debió abandonar el campo de juego por unos minutos debido a la sangre que corría sobre su cara y no salió a jugar el segundo tiempo.

Post destacados de hoy