Liverpool vs Chelsea: Adrián fue el héroe en los penales para que los Reds ganen la Supercopa de Europa

El suplente de Alisson atajó el penal decisivo, con algo de polémica, para que Liverpool se consagre en los penales ante Chelsea

Por: Hugo Avalos

Adrián San Miguel fue el héroe en los penales para que Liverpool se consagre en la Supercopa de Europa 2019, tras vencer por 5-4 a Chelsea. En los 120 minutos, el partido terminó igualado 2-2 por el doblete de Sadio Mané y los goles de Olivier Giroud y Jorginho.

Partido con protagonismos cambiantes, sobre todo en la primera parte. Predominó el equipo de Frank Lampard en la primera parte, mientras que, en los segundos 45 minutos, apareció el Liverpool que tanto le gusta a Jürgen Klopp, y que le dio el título de la Champions League. En los penales, prevaleció Adrián para atajar el penal clave a Tammy Abraham.

Primer tiempo cambiante donde Liverpool pareció mejor en los primeros minutos, usando la fórmula que lo llevó al título de Champions. Presionando la salida del rival, aprovechando la velocidad y el peligro de sus delanteros para contrarrestar. Así, le generaron serios problemas a Chelsea, problema que supo tener en su partido anterior ante Manchester United, en su debut en la Premier League.

Los Reds dominaron durante los primeros quince minutos, siguiendo el manual de Klopp, pero con diferentes intérpretes a lo que uno está acostumbrado. Milner y Fabinho se repartían el eje para darle libertades a Henderson, a la hora de distribuir, Chamberlain aparecía por la izquierda, sin mucho peligro, Salah por la derecha y Mané por el medio. Firmino en el banco, tendría su lugar en el complemento.

Sobre los 15 minutos, la más clara llegó por medio de Salah, que desde la derecha apareció solo para quedar mano a mano con Kepa y el ex arquero del Athletic Club de Bilbao respondió para salvar de buena forma. Anteriormente, una polémica: todo Liverpool reclamó una mano de Christensen dentro del área, pero la árbitra Stéphanie Frappart hizo caso omiso.

Luego de esos 15 minutos, el partido dio un vuelco. Empezó a surgir la figura de Kanté, quien estaba en duda por una molestia, pero finalmente terminó siendo titular. Pedro lograba encontrar buenas diagonales, escapándose de Robertson y Pulisic empezaba a encontrar su lugar para poder generar serios problemas sobre las espaldas de Milner y Fabinho.

Con esto, llegaron las ocasiones. Pedro tiró una diagonal apareció por izquierda y, tras una buena jugada, remató un balón al travesaño. Luego, nuevamente el ex Barcelona, apareciendo en diagonal le metió un buen pase a Kovacic, pero Adrián llegó a tiempo para anticipar.

Hasta que, a los 36 minutos, Kanté robó el balón en el medio, Pulisic le gana la espalda a Milner y a Fabinho, que quedaron pagando. Giroud, mientras, hace un movimiento abriéndose de la jugada para aparecer solo y habilitado, y tras la asistencia del estadounidense, definió cruzado ante Adrián para poner el 1-0. Gol merecido para los de Lampard, que eran superiores.

La primera parte terminó con un conjunto blue, merecedor de la única diferencia en el marcador, que pudo haber sido con dos goles de ventaja, pero la jueza de línea le anuló bien un gol a Pulisic. Si bien los primeros minutos fueron del rival, poco a poco, Chelsea se fue adueñando de las acciones y generó más jugadas de peligro. El resultado era justo.

Sin embargo, Liverpool volvió a ser Liverpool en el comienzo de la segunda parte. Para ello, como se dijo más arriba, entró Firmino. Y el ingreso del brasileño cambió la ecuación por completo. Así, a los tres minutos, de un rebote, Fabinho asistió al delantero campeón de la Copa América, que define rápido ante la salida de Kepa. La pelota quedó viva y Mané, con un segundo esfuerzo, terminó por decretar el empate 1-1.

El gol envalentonó al equipo de Klopp. Volvió a generar presión más arriba, y el tridente ofensivo Mané-Firmino-Salah empezó a generarle serios problemas a la defensa del Chelsea con diferentes chances, pero que no tuvieron precisión.

Nuevamente, luego de los 15 minutos, Liverpool volvió a bajar el ritmo. Chelsea, ya no se mostraba como aquel del primer tiempo, que consiguió la ventaja. Parecía más preocupado por retroceder bien sus líneas y cuando tenía la pelota, propiciaba el salto de líneas buscando a Giroud o algún desmarque de Pulisic o Pedro.

El partido no tenía emociones. Lampard decidió poner a sus jóvenes promesas Abraham y Mount por Giroud y Pulisic, respectivamente. Inmediatamente después de esto, de un córner, Kepa primero le tapó una pelota abajo a Salah y, luego, en el rebote Van Dijk trata de meter el segundo, pero nuevamente el español sacó la pelota al córner, ayudado por el travesaño. Increíble.

Esa acción volvió a despertar el partido. Chelsea empezó a crecer con la tenencia de la pelota y aprovechando que Liverpool ya no generaba tanta presión arriba. De hecho, volvió a convertir un gol que tuvo que hacer anulado por offside. Esta vez, el autor era el joven Mount.

Un par de situaciones por ambos lados: un cabezazo alto de Zouma, tras un tiro de esquina, y una jugada de pelota parada en donde Salah tiró un buscapié sin destino, terminaron por mandar el partido al tiempo suplementario.

Y en el tiempo extra, a los cinco minutos, un robo en el medio, y un rápido pase para encontrar habilitado a Firmino mostraba la primera opción de peligro. El brasileño mete un centro con ventaja para que Mané entre y defina con calidad para vencer a Kepa. Era el 2-1 con el que los Reds se consagraban, hasta ese momento.

La alegría le duraría poco a los de Anfield. Porque, minutos más tarde, llegó la polémica del partido. Adrián, aparentemente, toca a Abraham, que se desploma dentro del área y Frappart cobró penal. El VAR mantuvo la decisión. Finalmente, Jorginho remató con gran tranquilidad para poner el empate 2-2.

Los 120 minutos no fueron suficientes para poder quebrar la igualdad, por lo que la definición se fue a los penales. Ninguno falló hasta que en el decisivo, Tammy Abraham pateó al medio y Adrián la sacó con un adelantamiento de por medio y que el VAR no vio, para darle el título al Liverpool.

Más noticias de NOTICIAS