INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

Los Salcedo hicieron vibrar a Cerro Porteño en el clásico ante Olimpia

Todo quedó en familia para Cerro Porteño. Los hermanos Santiago y José Domingo Salcedo volvieron a escribir un nuevo capítulo en las páginas del Ciclón al anotar un gol cada uno en la victoria clásica por 4-1 frente a Olimpia, el último sábado. La última vez que dos hermanos habían marcado en un superclásico fue en 2001, cuando los Ferreira, Virgilio y Francisco, celebraron en la victoria 3-0.

"Lo vivido en el superclásico fue muy importante, no solo para mí y para mi hermano (Santiago), sino también para toda la familia. Tenemos a nuestros padres, esposas e hijos que nos acompañan desde hace mucho, en las buenas y en las malas. El sábado pudimos agregar una nueva historia en Cerro, porque no muchos hermanos pueden jugar juntos, marcar un gol en un superclásico y a nosotros se nos dio", indicó Mingo.

Sasa y Mingo protagonizaron un clásico que nunca olvidarán (foto: www.ultimahora.com).
 

Por su parte, Sasa contó que el gol de su hermano "era para festejarlo así, aparte que Mingo muy pocas veces marca un gol y justamente lo hizo ante el eterno rival. Para mí fue un golazo el que marcó y lo grité mucho más que mi gol, porque él se lo merece".

Mingo amplió el concepto: "Cada uno lo vive como lo siente, capaz algunos son menos demostrativos. En la vida vivo mucho el día a día, porque antes de consagrarme en Primera sufrí muchas lesiones y eso siempre lo tengo presente. Vivo el día a día recordando lo que me costó llegar y por eso lo disfruto más”.


Fuente: www.ultimahora.com
 

 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy