INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

Los felinos rugieron por tercera vez en su historia

La noche del 11 de diciembre de 2011 será recordada como la jornada en la que Tigres volvió a rugir campeón, tras 29 años de abstinencia en lo que a títulos refiere. El conjunto felino se coronó como el mejor equipo del Torneo Apertura, luego de derrotar al Santos Laguna por un global de 4 a 1 y obtuvo la tercera presea en sus 44 años de vida.

En el encuentro de ida, Tigres ya había marcado tendencia haciéndose grande en Torreón, suelo en el que se impuso por 1 a 0 con gol anotado por Damián Álvarez. En el de vuelta, el equipo dirigido por Ricardo Ferretti, protagonizó una final espectacular, en la que hubo goles, expulsados, momentos de fricción, buen juego, tensión y demás condimentos típicos de una definición.

Al minuto 11, una falta dentro del área protagonizada por el experimentado portero del Santos, Oswaldo Sánchez, obligó al árbitro Marco Rodríguez a marcar penal y a expulsar al guardameta, sentenciando así la ilusión lagunera. Sin embargo, el dramatismo se apoderó rápidamente de los hinchas de Tigres, cuando Lucas Lobos falló el penal, y a los 31', el delantero santista Oribe Peralta enmudecía al Estadio Corona marcando el 1 a 0.

Ya en la segunda mitad, Héctor Mancilla igualó las acciones a los siete minutos, aportando una sensanción de tranquilidad necesaria. El brasileño Dannilinho pondría en ventaja al campeón 10 minutos despues, y Pulido a los 87' colocaba cifras definitivas a quien fue a lo largo del semestre, fue el mejor de todos.



Suena contradictorio que un equipo campeón tenga que jugar el repechaje de la Copa Santander Libertadores, sucede en este caso, que la reglamentación de la Federación Mexicana marca como clasificados a los mejores tres equipos ubicados en la tabla general. Tigres quedó tercero por detrás de Chivas y Cruz Azul.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.