Lucas abrazó a Paulinho y ahora es el hincha más famoso del Timao

No quedan dudas que Paulinho fue el protagonista de la noche en Brasil. Pero si hubiera que buscar al anónimo más célebre de la velada paulista, el personaje de esta historia gana por goleada. Su popularidad comenzó a partir del minuto 42 del complemento del partido que Corinthians le ganó a Vasco da Gama para meterse en la semifinal de la Copa Santander Libertadores, tras el preciso instante en que el Timao marcó el agónico gol de la victoria. En medio de esa euforia, Lucas Perassollo Viera, un hincha que estaba en la tribuna lateral, se trepó con todas sus fuerzas al alambrado y logró abrazarse con el autor de la conquista, allá en lo alto.

Los flashes y las cámaras captaron el instante y desde entonces, el hincha más famoso fue uno de los grandes focos de la jornada. Tanta fue su repercusión que fue ubicado por TV Globo y entrevistado en Tatuapé, su lugar de residencia en la zona este de San Pablo para que tenga, como él mismo dice, sus “15 minutos de fama”.

“Yo estaba maldiciendo a Alessandro, que me estaba matando del corazón –cuenta Lucas. En eso, Paulinho hace el gol y viene a festejar para donde estaba yo. Subí al alambrado y lo llamé. Casi le arranco la camiseta, pero no. Le dije: ‘Vamos a la final’. El estaba más emocionado que yo”.

Su aparición pública no pasó desapercibida por ninguno de sus conocidos. “Me fui a dormir después de las 3 de la mañana. Todos me comentaban por Facebook y querían hablar. Además, me llamaron muchos amigos por teléfono preguntando si era yo el que había abrazado a Paulinho. Y mi mamá ya puso la foto de fondo de pantalla de la computadora”, comenta entre risas el célebre torcedor.

Tanta fue la emoción de ese día posterior que Lucas, de 28 años, terminó cancelando una entrevista de trabajo que tenía ese día. “Llamé para avisar que no iba y una chica me preguntó mi nombre. ‘Esperá que estoy saltando’, le respondí”, suelta el fanático. Es que a la fama hay que saber aprovecharla y hasta el probable nuevo trabajo puede esperar.

Lejos de conformarse, Lucas va por más y ya se atreve a un nuevo desafío por si Corinthians se consagra campéon de la Copa Libertadores por primera vez en su historia. “Voy a invadir la cancha y a levantar la Copa”, avisa. Habrá que creer.


Fuente: www.globoesporte.com

 

Compartir Compartir Compartir

Lo más Popular

Post destacados de hoy