INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

CRECIÓ

Mikey Wilson, el hincha anónimo más famoso del mundo


Quien está inserto en el universo futbolístico posiblemente haya visto en algún momento la imagen del niño que ilustra la galería en la que aparece levantando su dedo del medio, como si a esa edad, supiera en verdad lo que estaba queriendo transmitir.

Mikey Wilson es el nombre del por entonces niño que en aquél momento tenía apenas 5 años, y hoy con 17, es motivo de orgullo para la hinchada del Feyenoord, que frecuentemente lo idolatra, tanto a él como a su familia cada vez que juega el equipo.

El 8 de mayo de 2002 jugaron por la final de la Copa Uefa el Borussia Dortmund y el Feyenoord, día del gesto, y fue el fotógrafo holandés de la agencia Reuters Jasper Juinen, el autor de la captura que hasta hoy sigue siendo noticia.

"Es bueno saber que los equipos de todo el mundo utilizan esta foto, incluso en Brasil, pero no me gustaría ver a mi hijo en una bandera Ajax", dijo el padre, Ronald Wilson, en relación a la imagen de su hijo, que además agregó: "El Feyenoord está en nuestra sangre, por eso es nuestra vida".

Tal fue el idilio para con la hinchada del Feyenoord que causó dicha imagen que en 2011, cuando falleció el abuelo de Mikey, los seguidores del equipo realizaron un velorio más que diferente, fue una despedida a puro canto y en la que participaron mile de fanáticos.

Tanto Mikey como Ronald, y toda la familia, jamás imaginaron lo que desencadenaría esa foto pero lo que si se puede asegurar es que padre e hijo tomaron el protagonismo que se les dio y hoy en día son dos de los hinchas más respetados y queridos del club.

Fuente: Verminosos por Futebol

 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy