Moría Arsenio Erico, máximo goleador del fútbol argentino

Tiene un privilegio que ya nadie se lo puede sacar: ser el máximo goleador de la historia del fútbol argentino. Ese fútbol que vio nacer a tantos jugadores míticos que marcaron a fuego el destino del deporte más pasional del mundo. Un 23 de julio de 1977 Arsenio Erico fallecía en suelo argentino tras haber anotado 293 goles y vestir las camisetas de Nacional (Paraguay), Independiente (club en el que brilló) y Huracán. Declarado por FIFA como el mejor jugador guaraní de todos los tiempos PasionLibertadores.com repasa un poco su carrera.

Fue tan grande que hasta Alfredo Distefano reconoció que Erico era su ídolo. Tenía tantos apodos como habilidades a la hora de romper redes: El Saltarín Rojo, El Hombre de Goma, El Paraguayo de Oro, El Hombre de Mimbre, El Mago, El Aviador, El Duende Rojo, El Diablo Saltarín, El Rey del Gol, Mister Gol, El Hombre de Plástico, El Virtuoso, El Semidiós, entre otros.

Hijo del italiano don Guillermo Erico Paciello y de doña Margarita Martínez el gran Arsenio Pastor Erico Martínez nació el 30 de marzo de 1915 en Asunción, Paraguay. Debutó en 1930, con 15 años de edad, en Nacional pero sus grandes números los hizo en Independiente. En el club más ganador de la Libertadores, con siete, logró marcas extraordinarias como el haberle anotado seis goles a Quilmes en 1935; los 47 goles en 34 partidos marcados en 1937 -cantidad hasta hoy no superada por ningún jugador profesional de la Argentina-; los 293 goles en un solo equipo, y el haber sido goleador del campeonato consecutivamente los años 1937, 1938 y 1939 con 47, 43 y 40 goles.

Sus restos fueron repatriados el 25 de febrero de 2010 y descansan en el Mauseleo de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), que se encuentra en el Estadio Defensores del Chaco.  

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy